ABORDAJE INVESTIGATIVO CON RELACIÓN A LAS PRÁCTICAS EN EL DESARROLLO INFANTIL

INVESTIGATIVE APPROACH REGARDING PRACTICES IN CHILD DEVELOPMENT

Liliana Andrea Calderón Garzón

sciencespijournal@gmail.com 

Artículo

La educación es el arma más poderosa

que puedes usar para cambiar el mundo

 

N. Mandela


Recibido: 28/04/2014

Aprobado: 05/05/2014


RESUMEN: Lo que busca es un análisis cualitativo desde una perspectiva social, de aquello que procede, como elementos dentro de nuestro lenguaje común; que conllevan a singularidades  en el desarrollo infantil, y que son motivo de consideración, a la hora de investigar.

PALABRAS CLAVE: Desarrollo infantil, investigación, AEPI, salud mental, disparidad, derechos humanos.

SUMMARY: We are looking for a qualitative analysis from a social perspective, that which comes, as elements in our common language, leading to singularities in child development, and give cause for consideration when investigating.

KEYWORDS: Child development, research, ECCE, mental health disparity, human rights.

Cualquiera que haya observado al hombre, en este caso el desarrollo infantil, debe comprender las multi variantes que hoy en día,  se mantienen y son motivo de constituir y, transformar en posibilidades de cambio permanente, en bien del crecimiento del ser.

(Fromm, p. 54) “El hombre ha sentido siempre la necesidad, incluso en los tiempos más primitivos, de hacerse una imagen del mundo y su origen”.

Precisamente y en bien del mismo, este escrito, solo brinda una perspectiva  invirtiendo un poco las cualidades del diagnóstico específico del desarrollo infantil. 

Para  percibir, que directamente;  y en el fondo de él, se encuentran a menudo;  una serie de niveles,  que requiere  ser explicados simplemente, para llegar a establecer una verdad científica en acción y crecimiento, de la investigación.

 


Si partimos de uno de los propósitos de UNICEF 2011 y es  “desarrollar plenamente la capacidad de todos los niños y las niñas”.  Nos vemos inmersos en varias disparidades a analizar, especialmente cuando para el  2050, 7 de cada 10 personas vivirán en las zonas urbanas.

Esto nos lleva a reflexionar;  en primera instancia.   El valor de los primeros ocho años de vida de un ser humano, y ¿cómo esto se interrelaciona a corto,  mediano y largo plazo?[1]

Otro aspecto, es el trabajo colaborativo, entre instituciones gubernamentales y no gubernamentales, frente al tema de educación, derechos humanos y nutrición. Y nuestra posición cómo profesionales de las ciencias humanas, sociales y demás.

Por un lado UNICEF impulso en el 2011 una iniciativa. Para el fomento de la nutrición en la primera infancia, pero esto es significativo sencillamente, porque estamos frente a una dicotomía y una crisis,   a nivel de salud pública y mental con el tema de, obesidad  infantil y sus efectos[2] y el hambre infantil y sus secuelas[3].

Pensemos que  nos estamos encontrando en su gran mayoría, con una serie de factores, que se han vuelto impulsos profundos aceptados, y abrigados socialmente, no siendo conscientes de la situación que esto está generando, concibiendo desamparo, desvinculación  y enfermedad en la infancia, desde distintas posiciones. 

La OPS[4] (p. 4) Considera que: la malnutrición puede inhibir el desarrollo cognitivo, emocional y social de los niños y niñas causando discapacidades permanentes. Además, es frecuente que en situaciones de carencias de alimentos los menores no reciban una estimulación psicosocial apropiada, lo que agrava del problema. Algunos trastornos como la epilepsia  y la discapacidad intelectual pueden estar relacionados con lesiones ocurridas en el nacimiento y su incidencia se puede reducir mediante cuidados perinatales apropiados. La reducción de infecciones en la niñez y las inmunizaciones disminuyen el riesgo de daño cerebral.

Fuente Tabla: Gráfica constituida por el Proyecto Regional de Salud Mental, Discapacidad y Rehabilitación de la OPS usando la base de datos de la OMS (Health Statistics and Health Information Systems / Global Burden of Disease (GBD)) (p. 22)

Por  otro ángulo, expone que la situación de vulnerabilidad,  es directa con las necesidades psicosociales, los conflictos armados, la violencia política,  los desplazamientos y la situación de desastres.  Generando una situación histórica  alarmante,  en materia de salud mental.

Con respecto a los derechos humanos, debemos atender conceptualmente por primera infancia[5] “el período comprendido desde el nacimiento hasta los ocho años de edad (Comité de los Derechos del Niño, 2005: 4)”.

También, el que ha sido ratificado más rápida y ampliamente es la: Convención sobre los Derechos del Niño. “Todos los niños y las niñas tienen derecho a sobrevivir; a desarrollarse plenamente; a estar protegidos contra el abuso, la explotación y la discriminación; y a participar plenamente en la vida familiar, cultural y social. La Convención protege estos derechos al referirse a los compromisos en materia de atención de la salud; educación; y protección jurídica, civil y social”. (p. 13)[6]

En este punto, es donde requerimos direccionar, y prever nuestro comportamiento como profesionales y más en el área de investigación. 

Además  cómo se indica en la declaración de derechos del niño “el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidados especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”  (pp. 12-13)

La controversia suele ser irritante, cuando nos muestra que requerimos de una nueva revisión y referencias frente al desarrollo del niño. Ya que la descripción de los problemas continúan, generando mayor volumen en nuestras destrezas observacionales, para equilibrar, reunir y afrontar aquello que hoy nos está caracterizando como patrones e indicadores en la infancia.

Con ello me encuentro;  de acuerdo con UNICEF, que para desarrollar entornos urbanos propicios;  hay que considerar  los siguientes aspectos en temas de salud (supervivencia infantil, inmunización, atención de la salud materna y neonatal, lactancia materna, nutrición,  enfermedades respiratorias, lesiones debidas a accidentes de tráfico[7], VIH y sida[8], salud mental[9])

Es inevitable, no descubrir las contantes del sistema, y cómo la sociedad en su constante cambio, genera nuevos significados a procesos conocidos anteriormente; pero sin mayor resultado.

Entonces, es importante establecer lo precedido anteriormente, en estas palabras y es instituir fuentes de conocimiento,  para una mayor comprensión del desarrollo desde todas sus dimensiones.

Sin   olvidar tipificar las nuevas hipótesis lingüísticas,  y cómo las presiones inciden en el  nuevo crecimiento de ser, en este caso la infancia, no se puede concebir de la misma forma. Pues en muchos sentidos ha cambiado.

Llevando a considerar y estudiar los marcos ya estandarizados y el papel que desempeñan hoy en día.

Fundamentalmente porque la teoría, aunque aún podemos apreciarla, por desgracia difiere y se vuelve contradictoria, generando supuestos y encabezados; que llevan a suponer en algunos casos imaginarios, sin ninguna ventaja ni acciones que conlleven a resultados tangibles e importantes en este momento.

Volviendo a la problemática de la situación, en materia escolarizada de la primera infancia. Nos encontramos; a nivel de educación UNESCO, de acuerdo con el informe de seguimiento de la EPT (Educación para todos). Los beneficios de la educación pueden salvar la vida de 1.8 millones de niños. (p. 11) y;  el bienestar de los niños más pequeños está mejorando. La mortalidad de los menores de cinco años, por ejemplo, pasó de 12,5 millones en 1990 a 8,8 millones en 2008. (p. 5)

Igualmente, resulta necesario desde el punto de vista de UNESCO[10] considerar;  “La oportunidad de alimentación de los niños afecta su estado nutricional, que a su vez condiciona su potencial de crecimiento, aprendizaje y desarrollo. Aunque, en cierta medida, la desnutrición está fuertemente asociada a bajos niveles de ingreso, información específica respecto de la desnutrición de los niños nos aproxima no sólo a las condiciones objetivas de las familias relativas a la provisión de una adecuada alimentación, sino también acerca de los efectos de redes de protección existentes en los países para asegurar el bienestar alimentario de la primera infancia”. (p. 20)

Para ello es posible, que esto parezca evidente, e inocuo.  No  queremos saber tanto más de lo estrictamente funcional, y cuanto de ello, puede llegar a ser integrado para nuestras vidas.

Pero lamentablemente estamos frente a una gran responsabilidad en materia de investigación; UNICEF (desarrollo en la primera infancia, educación primaria, protección, trata de niños[11], trabajo infantil[12], los niños que viven y trabajan en las calles[13]).

Uno de ellos es;  reafirmar que la AEPI[14] es un derecho de todos los niños y la base del desarrollo.

¿Qué es AEPI? Atención y Educación a la Primera Infancia.  Los servicios y programas de AEPI contribuyen a la supervivencia, el crecimiento, el desarrollo y el aprendizaje de los niños, incluidas la salud, la nutrición y la higiene, así como al desarrollo cognitivo, social, afectivo y físico, desde el nacimiento hasta el ingreso en la enseñanza primaria en estructuras formales, informales o no formales. Esos servicios y programas abarcan diversos dispositivos, desde los programas destinados a los padres hasta las guarderías comunitarias o familiares, los servicios de atención en centros institucionales y la enseñanza preescolar que se imparte frecuentemente en las escuelas (UNESCO, 2006).

Porque uno no cree, - cómo - si desde el punto de vista general, todo en apariencia, sigue siendo práctico.  Nos proponemos a realizar rápidamente tareas, cuyos rasgos generales creemos predecir, basadas en nuestras ayudas teóricas y praxis, generando autoafirmación.

Teniendo en cuenta a  UNESCO. La primera infancia es una edad delicada que se caracteriza por la rapidez de la evolución física, cognitiva, lingüística, social y afectiva. El desarrollo cerebral es importante y decisivo antes de los 7 años y especialmente durante los tres primeros años de vida, cuando se forman (o no) conexiones neuronales importantes. Los primeros años determinan pautas de salud, aprendizaje y comportamiento que pueden durar toda la vida (Martin et al., 2000; Malenka et al., 1999; Hensch, 2005; Mustard, 2002). Durante los primeros años de vida el desarrollo es considerable. En condiciones propicias se sentarán sólidas bases para el desarrollo y el aprendizaje fructuosos del niño. Ahora bien, los niños pequeños son muy vulnerables: una atención insuficiente, las privaciones, la malnutrición, la falta de cuidados y la violencia afectan y dañan al niño, irreparablemente en muchos casos (Shonkoff y Philips, 2000; Mustard, 2002; Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard, 2007).

Situándonos en el problema del papel de la infancia, los estudios inician reflejando ciertas diferencias, disparidades, y situaciones significativamente claves, que pueden desencadenar AVAD[15].

Los focos de atención han sido identificados y los principios se destacan en grandes constantes  que llevan ser consideradas;  supuestos para investigaciones, variables que pueden ser contextualizadas y tipificadas, siempre y cuando se destaque y se responda a la orientación de esquemas inclusivos.

“El surgimiento de lo nuevo no se puede predecir, sino no sería nuevo. El surgimiento de una creación no se puede conocer por anticipado, sino no habría creación”. (Morín, 1999, p. 45)

Ahora bien, eso que tiene que ver con investigación;  cuando se piensa en desarrollo  es (retraso mental, trastorno autista, trastornos para el aprendizaje y de aprendizaje, comunicación y habilidades motoras, trastornos de déficit de atención, con hiperactividad (TDAH), trastorno de conducta, trastorno de ansiedad por separación, trastornos alimentarios en la infancia, otros), y aptitudes, evidenciadas en distintas teorías.

Es sencillo; como diría Montessori, M "La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle”.

En este caso, estamos frente a no solo esas  necesidades básicas, sino a todas las anteriores, en función de un desarrollo integral, frente a connotaciones inclusivas, pero para eso requerimos, de aunar esfuerzos conjuntos que dentro de sus significados reflejen valores, que comprometan los derechos humanos.

Como ven nuestra real tarea no solo está en investigar, el verdadero abordaje, es asumir los objetivos y  en hacernos responsables de los recursos y componentes, que se estructuren.

En otras palabras, codificar las relaciones causales que se están presentando, en función de las situaciones paradigmáticas, sin olvidar lo más fundamental y es la constitución de vincular el  respeto en construcción y crecimiento  del ser por el ser.

BibliogrAfÍa

Feldman R (2010) Psicología con aplicaciones de habla hispana. 8 ed. MéxicoFromm E (2004) El amor a la vida. Ed. Paidós. España

Fromm E. (1990). Lo inconsciente social. Ed. Paidós. España

Fromm E. (1947). Ética y psicoanálisis. Fondo de la Cultura Económica. México.

Lotman Y. (1979)      Semiótica de la cultura, Madrid: Cátedra

Santrock J. (2004) Psicología de la educación. Mc Graw Hill. México

OEI     (2008) cuadernos sobre Desarrollo Infantil Temprano. La investigación sobre las transiciones en la primera infancia: Análisis de nociones, teorías y prácticas. ISSN 1383-7907

ISBN 978-90-6195-111-7

OMS (2011) Estrategia y plan de acción sobre la epilepsia

OMS (2009) Estrategia y plan de acción sobre la salud mental. 

OMS (2009) Epidemiologia de los trastornos mentales en América Latina y el Caribe. ISBN 978 92 75 31632 0 (NLM: WM140)

OMS (2009) Guía práctica de salud mental en desastres. ISBN 92 75 32665 7

OMS (2009) Salud mental en la comunidad. ISBN 978 92 75 33065 4, (NLM: WM30)

OMS (2006) Trastornos neurológicos desafíos para la salud pública. ISBN 92 4 1563362 ISBN 978 92 4 1563369 (NLM: WL 140)

OMS (2004) Protección de la salud mental en situaciones de desastres y emergencias.

OMS (2004) Prevención de los trastornos mentales. Intervenciones efectivas y opciones políticas. ISBN 92 4 159215 X (NLM: WM 140)

OMS (2004) Promoción de la salud mental. Conceptos *Evidencia emergente* práctica. ISBN 92 4 159159 5 (NLM: WM 31.5)

OMS (2002) Informe mundial sobre violencia y la salud: resumen. ISBN 92 4 154562 3. ISBN 92 75 32422 0

PNUD (2011)             Resumen Informe sobre Desarrollo Humano 2011 Sostenibilidad y equidad: Un mejor futuro para todos. Nueva York.

UNESCO (2008)  Educación de calidad, equidad y desarrollo sostenible: una concepción holística  inspirada en las cuatro conferencias mundiales sobre la educación que organiza  la UNESCO en 2008-2009

UNESCO (2008) Indicadores de la educación de la primera infancia en América Latina propuesta y experiencias piloto 

UNESCO (2010) Atención y Educación de la Primera Infancia. Informe Regional. América Latina y el Caribe. WCECCE. Conferencia Mundial sobre Atención y Educación de la Primera Infancia Moscú, Federación de Rusia 27-29 de septiembre de 2010

UNICEF (2005) Informe anual.

UNICEF (2006) Contra la trata de niños, niñas y adolescentes. Manual para parlamentarios

UNICEF (2011) Informe anual de UNICEF 2011

UNICEF (2012) Estado mundial de la infancia 2012 Niñas y niños en un mundo urbano. ISBN: 978-92-806-4599-6

UNODC (2007) Manual para la lucha contra la trata de personas. Nueva York. ISBN-10: 92-1-333380-3. ISBN-13: 978-92-1-333380-8

OSCE – ODIHR (2007)        Mecanismos nacionales de derivación. Aunando esfuerzos para proteger los derechos de las víctimas de trata de personas. ISBN. 83-60190-42-9

2010    The 2010 Trafficking in Persons Report. United State of America. Department of State

2006    Trata de persona. Aspectos básicos. Organización Internacional para las Migraciones. Instituto Nacional de Migración. Instituto Nacional de las Mujeres. México

2006    La trata de mujeres, adolescentes, niñas y niños en México. Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de Estados Americanos. Organización Internacional para las Migraciones. Instituto Nacional de las Mujeres. Instituto Nacional de Migración

1948    Declaración Universal de Derechos Humanos

Naciones Unidas. 2010. 15º período de sesiones Temas 2 y 3 de la agenda. Informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos e informes de la Oficina del Alto Comisionado y del Secretario General Promoción y protección de todos los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, incluido el derecho al desarrollo. Proyecto de plan de acción para la segunda etapa (2010-2014) del Programa Mundial para la educación en derechos humanos. (pp. 1-9)

OMS. http://www.who.int/topics/obesity/es/. Consultado (Octubre 2013)

OMS. http://www.who.int/mediacentre/news/releases/pr84/es/index.html. Consultado (Octubre 2013) 


Notas pie de página

[1] OEI. 2008.  los niños se enfrentan a muchos cambios importantes relacionados con los diferentes centros de aprendizaje, grupos sociales, roles y expectativas.

[2]  Conferencia presentada en el marco del II Congreso Internacional de Psicología y Educación 2012. ISBN 978-9962-8979-1-0 (pp.  44 - 64)

[3] El hambre está frenando los progresos. En los países en desarrollo, uno de cada tres niños –esto es, 195 millones en total- padecen de malnutrición, con los consiguientes daños irreparables que esto entraña para su desarrollo cognitivo y sus perspectivas educativas a largo plazo. UNESCO, 2011 (p. 5)

[4] Organización Panamericana de la Salud. (2009). 49. Consejo directivo. Estrategia y plan de acción sobre salud mental. (pp. 1 - 38)

[5] Asamblea General de las Naciones Unidas. Convención General de los Derechos del Niño. La Observación General N° 7, 1. (20 noviembre 1989)

[6] UNICEF Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. 2012.  Estado Mundial de la infancia 2012. Niños y niñas en el mundo urbano. NY. ISBN: 978-92-806-4599-6

[7] La Organización Mundial de la Salud calcula que 1,3 millones de muertes anuales se pueden atribuir a lesiones derivadas de accidentes de tráfico. (p. 22)

[8] A nivel mundial, en 2010 vivían con el VIH unos 2,2 millones de jóvenes de 10 a 19 años, la mayoría ignorantes de su situación con respecto al virus. (p. 22)

En la mayoría de estos casos, la infección por el VIH es consecuencia de una cadena de factores adversos que se remontan a la infancia: violencia, explotación, abuso y abandono; en otras palabras, fallas en la protección y la atención. (p. 24)

[9] la salud mental de los niños y los adolescentes, sobre todo los que residen en los barrios pobres y están expuestos a la violencia y el uso indebido de drogas. Los niños y las niñas que viven en condiciones de pobreza en las ciudades experimentan niveles de depresión y angustia más altos que el promedio de la población urbana. (p. 24)

[10]  UNESCO (2008). Indicadores de la educación de la primera infancia en América Latina. 

[11] Casi 2,5 millones de personas están sometidas a trabajos forzosos como resultado de la trata, y entre el 22% y el 50% son niños y niñas. La trata de niños a menudo se oculta, se niega o se ignora, lo que dificulta la obtención de datos confiables. (p. 31)

[12] Se estima que, en todo el mundo, 215 millones de niños y niñas entre los 5 y los 17 años trabajaban en 2008, y que 115 millones lo hacían en condiciones peligrosas. (p. 32)

[13] La pobreza también es un factor de peso. Mientras que el abuso, los conflictos o el descuido pueden presentarse en cualquier familia, los niños y niñas cuya pobreza y marginación les deja pocas opciones a menudo consideran las calles como la mejor alternativa para escapar de su situación. (p.33)

[14] UNESCO (2010). Construir la riqueza de las naciones.. Documento conceptual Conferencia Mundial sobre Atención y Educación de la Primera Infancia (AEPI): Construir la riqueza de las naciones. WCECCE/3 Original: Inglés 16 de junio.  (pp. 22) 

[15] AVAD (Años de vida ajustados por discapacidad). OMS. 2012