EL DISCURSO SUICIDA: UNA APROXIMACIÓN AL SENTIDO Y SIGNIFICADO DEL SUICIDIO BASADO EN EL ANÁLISIS DE NOTAS SUICIDAS

HE SUICIDAL SPEECH: AN APPROACH TO SENSE AND MEANING OF SUICIDE BASED ON ANALYSIS OF SUICIDE NOTES

Francisco Ceballos-Espinoza (Chile)

Investigación


RESUMEN: Las notas suicidas han resultado ser una importante fuente de información respecto del estado psicológico del sujeto en el momento que adopta la determinación de acabar con su vida. Pese a ello, en chile no existen investigaciones que consideren las notas suicidas como material de estudio. Se analizan 203 notas póstumas provenientes de 96 suicidios registrados en Chile durante el periodo 2010-2012. Se utiliza un diseño de investigación mixto que incluyó el análisis de distintas variables a través de la frecuencia de distribución de cada una de ellas y un trabajo conceptual basado en la codificación teórica emergente. Se describen las características de las notas suicidas y de los mensajes póstumos, además, se identifican las categorías mayormente saturadas presentes en el relato de los sujetos. Los resultados confirman la relevancia forense de las notas suicidas como instrumento complementario en una evaluación psicológica reconstructiva frente a casos de suicidio y la existencia de un discurso suicida factible de categorizar conceptualmente. Finalmente, las conclusiones alcanzadas constituyen una aproximación al sentido y significado del suicidio.

PALABRAS CLAVE: Discurso suicida, evaluación psicológica reconstructiva, notas suicidas, suicidio.

ABSTRACT: Suicide notes have been an important source of information about psychological state of the subject when it takes the determination to end whit his life. Nevertheless, in Chile, does not exist any research that consider suicide notes as study material. 203 posthumous notes are analyzed from 96 suicides registered in Chile during the period 2010-2012. It uses a mixed research design that included the analysis of different variables through the frequency distribution of each of them and conceptual work based on the emerging theoretical coding. This article describes characteristics of the suicide notes and the posthumous messages, moreover, are identified categories mostly saturated present in the narrative of subjects. The results confirm the forensic relevance of suicide notes as additional tool into a reconstructive psychological evaluation facing suicide cases and the existence of a feasible suicidal speech to categorize it conceptually. Finally, conclusions are an approximation to the sense and meaning of suicide. 


Recibido: 30/04/2014 

Aprobado: 05/05/2014


KEYWORDS: Suicidal speech, psychological evaluation reconstructive, suicide notes, suicide.

 

INTRODUCCIÓN

De todos los actos del hombre, el suicidio es una de las acciones voluntarias de mayor complejidad a la hora de buscar una explicación respecto de sus causas y motivaciones, puesto que es una conducta que, paradójicamente, atenta contra la propia existencia. De igual forma, resulta altamente complejo explicar el aumento de la tasa global de suicidios registrados en las últimas décadas, fenómeno existente no sólo en los países desarrollados sino a nivel global. Comprender este fenómeno y los motivos que hay detrás de la conducta suicida, es una preocupación de relevancia mundial (Organización Mundial de la Salud [OMS], 2002). Por ello, a través de los años, investigadores han utilizado diferentes métodos para estudiar el suicidio, coincidiendo que las vías útiles para su abordaje la conforman: las estadísticas nacionales de mortalidad, las evaluaciones psicológicas retrospectivas, el estudio de los intentos suicidas no fatales y el análisis de las notas suicidas (Maris, 1981; Shneidman, 1994; Shneidman & Farberow, 1957), todos ellos con sus ventajas y limitaciones. 

El suicidio es definido por la Organización Mundial de la Salud como todo acto por el cual un individuo se causa a sí mismo una lesión, o un daño, con un grado variable de la intención de morir, cualquiera sea el nivel de intención letal o de conocimiento del verdadero móvil (Brooke, 1976). En Chile, el suicidio constituye la segunda causa de muerte no natural, luego de las muertes por accidentes de tránsito (Servicio Médico Legal [SML], 2012). Las más de 2 mil muertes autoprovocadas que se registran anualmente en el país representan una tasa de suicidio de 11.3 personas por cada 100 mil habitantes, indicador que refleja un crecimiento del 54.9% en los últimos quince años y que ubica a Chile  como uno de los países con mayor aumento en la tasa de suicidios entre los 34 estados integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, siendo solamente superado por Corea (Organization for Economic Cooperation and Development [OECD], 2011). 

El marco referencial confirma que la comprensión del suicidio resulta tan compleja como la determinación precisa de sus causas. Gran parte de esta complejidad, se explica por la dificultad que involucra develar las motivaciones que llevaron al sujeto a cometer un acto suicida, interrogante que constituye uno de los principales retos para la psicología forense, principalmente, ante la dificultad de obtener evidencia que permita reconstruir el estado mental del sujeto en los momentos previos al acto suicida. Frente a este escenario, resulta esencial recurrir a técnicas de exploración psicológica y fuentes de información útiles que, de alguna forma, den cuenta sobre el pensamiento del sujeto y las circunstancias de su muerte.  


NOTAS SUICIDAS Y EVALUACIÓN PSICOLÓGICA RETROSPECTIVA

Para Durkheim (1897/2004), el suicidio es un acto social, por tanto, comprensible desde el lugar que ocupan los sujetos involucrados en el proceso de construir o dar significado al acto suicida. Por lo mismo, tanto el objeto del suicidio como su finalidad, hay que planteárselos desde el mundo del suicida (Valls, 1985). Esto resulta esencial, para entender que el acto suicida trae consigo un discurso suicida, utilizado la mayoría de las veces, para reclamar atención, expresar rabia, manifestar a otros la gravedad de los problemas, expresar frustración o para agredir a un tercero, entre otras temáticas (Cardona & Ladino, 2009; Casullo, 2004; De Zubiría, 2007; Freuchen, Kjelsberg, Lundervol & Groholt, 2012; Quintanilla, et al., 2004; Van Orden, et al., 2010). En este sentido, las notas suicidas o mensajes de despedida constituyen uno de los elementos de mayor utilidad a la hora de develar el discurso suicida tras la muerte auto provocada de un sujeto.

Las notas suicidas son definidas como todos aquellos mensajes escritos por un sujeto que ha tomado la determinación de quitarse la vida; donde expresa, por lo general, los hechos que motivaron su decisión, imparte instrucciones y/o transmite pensamientos y deseos hacia un Otro significante (Ceballos-Espinoza, San Martín & Pérez-Luco, 2014). Así, estos documentos personales resultan un instrumento de apoyo en una evaluación psicológica retrospectiva en tanto, generalmente, son escritos en instantes previos a cometer el acto suicida, lo cual posibilita un acceso más cercano al fenómeno mismo y, por tanto, a su comprensión (Leenaars, De Wilde, Wenckstern & Kral, 2001; Shneidman, 1981, 1988; Torres, 2007, 2010; Werlang & Botega, 2003). Investigaciones relativas a la posible existencia de diferencias entre las personas que dejan una nota y aquellas que no lo hacen, no han llegado a resultados concluyentes en las dimensiones exploradas: sexo, estado civil y condición física o mental (Jiménez & García-Caballero, 2010; Leenaars, 1988; Ruiz, et al., 2003; Tuckman, Kleiner & Lavell, 1959). No obstante, recientemente Paraschakis y colaboradores (2012), reportaron diferencias significativas en el mecanismo de muerte (ahorcadura o disparo [p = .007]), y la ausencia de antecedentes de enfermedad psiquiátrica (p < .001) como indicadores presentes entre los sujetos que dejaban una nota de despedida. En España, Jiménez y García-Caballero (2010) obtuvieron diferencias solamente para rango etario, señalando que aquellos que dejan notas son más jóvenes (media de 54.38 versus 63.4). 

Pese a que, estudios previos han demostrado que las notas suicidas son una importante fuente de información a la hora de comprender las motivaciones, y el estado psicológico del sujeto, en el momento que adopta la determinación de acabar con su vida (Leenaars, A.; & Balance, W., 1981; O’Connor, R., & Leenaars, A. 2004; O’Connor, R.; Sheehy, N.; & O’Connor, D. 1999; Shneidman, 1981, 1988); en Chile, no existen otras investigaciones que consideren estos documentos como material de análisis y, en general, su exploración científica ha sido escasamente llevada a cabo en Latinoamérica.  

DISCURSO SUICIDA: TRANSMISIÓN E INTERCAMBIO

Todo acto comunica; por consiguiente, todo lo que el sujeto realiza constituye, entre otras cosas, un mensaje. Desde esta perspectiva, el suicidio forma parte de un mensaje que, intencionadamente o no, es interpretado por los familiares y/o cercanos a la víctima. De esta forma el suicidio exterioriza, de manera manifiesta o latente, un discurso suicida como medio para visibilizar el sentido y significado otorgado a la muerte; y, aunque el discurso suicida suele ser directo y adquirir forma de denuncia, reclamo e incluso denostación, la carta póstuma es mucho más que su contenido manifiesto, puesto que por lo general, forma parte de un discurso que revela un saber del que nada se quiere saber (Payá, 2012). La posibilidad cierta de contenido latente en la narrativa del sujeto y la diversidad posible de este elemento discursivo han promovido el estudio del contenido temático de las notas suicidas y de las características narrativas presentes en estos documentos.

En un análisis de contenido de notas suicidas, Chávez, Macías y Luna (2011), reportaron 11 categorías con diferencias estadísticamente significativas. De ellas, la categoría “problemas de relaciones interpersonales” resultó ser la razón de mayor mención para cometer suicidio tanto en hombres como mujeres (45.1%). En México, Cerda (2006), desarrolló un mapa conceptual vinculando los temas registrados en las notas suicidas en seis categorías: Temas críticos (fracaso, soledad, abandono amoroso), temas cruciales (suicidio por no dar más problemas), temas irrelevantes (por connotación sexual, como parte de los derechos humanos), temas marginales (para ser perdonado por la familia, dios, por estar “mal de la cabeza”) y temas coyunturales (por altruismo, para “proteger desde más allá”, como castigo a la familia, para liberarse del alcohol y/o drogas). Por su parte, Foster (2003), en un estudio temático identificó las categorías "apología/vergüenza" y "el amor a los que se quedan" como los temas de mayor recurrencia presentes en los mensajes póstumos. En igual análisis Read, Velldal y Ovrelid (2012), etiquetaron la culpa, desesperanza, información, instrucciones, amor y gratitud como las categorías mayormente saturadas en las notas suicidas.

En investigaciones orientadas a explorar diferencias temáticas abordadas por los sujetos en sus notas de despedida, Foster (2003) reporta un mayor contenido asociado a "instrucciones sobre asuntos prácticos post-mortem" (67% v/s 19%) y "desesperanza/nada por qué vivir" (40% v/s 11%), en aquellas víctimas con antecedentes de depresión mayor unipolar por sobre aquellos que no presentaban tal diagnóstico. Otra diferencia se encuentra en las categorías “ser una carga para los demás" con mayor presencia en aquellas personas de edad avanzada en comparación a las que no lo son (40% v/s 3%). En este mismo ámbito, personas de rango etario mayor escribirían notas más cortas, con menor contenido emocional y orientado principalmente a instrucciones específicas (Ho, Yip, Chiu & Halliday, 1998). Por otro lado, los adolescentes incluyen un mayor número de expresiones referidas a autocríticas, baja autoestima y el trato de sí mismo como objeto (Leenaars & Balance 1984b).


Estudios comparativos entre mensajes póstumos provenientes de suicidios consumados y notas de despedida escritas en intentos de suicidio, han arrojado como resultado una mayor verbalización del deseo de morir (Brevard, Lester & Yang, 1990) y un mayor uso de verbos en tiempo futuro y de referencias a los demás en las notas de suicidio consumados, que los mensajes provenientes de intentos de suicidio (Handelman & Lester, 2007). Por otra parte, la comparación temática entre notas suicidas reales y simuladas ha arrojado una frecuencia significativamente mayor en las notas originales relativas a la pérdida y/o rechazo, expresada en la preocupación por una persona perdida, identificación y sentimientos ambivalentes hacia la misma (Leenaars & Balance, 1981, 1984a), en tanto que, las notas simuladas parecen demostrar una menor preocupación por los demás y se centran mayormente en el suicidio y sus razones, utilizando un mayor número de negaciones que las presentes en las notas reales (Lester, 2008).

En exploraciones interculturales, se ha investigado las posibles diferencias temáticas entre notas suicidas de Estados Unidos con otros países tales como Irlanda del Norte (O’Connor & Leenaars, 2004), Australia (Leenaars, Haines, Wenckstern, Williams & Lester, 2003), México (Chávez, Leenaars, Chávez, M. & Leenaars, L., 2009) y Turquía (Leenaars, et al., 2010), donde se han encontrado más similitudes que diferencias. Lo disímil se asocia a la categoría “Identificación-Egresión” que da cuenta de un insoportable dolor psicológico relativo a dificultades para aceptar una pérdida, de mayor notoriedad en los países de comparación con la muestra estadounidense. Esta diferencia ha sido explicada por los investigadores como consecuencia de las características culturales de Estados Unidos, definida como una sociedad mayormente individualista en comparación con los países participantes del estudio.

En una reciente línea de investigación de análisis lingüístico de notas suicidas mediante el buscador lingüístico y contador de palabras LIWC (García-Caballero, Jiménez, Fernández-Cabana & García-Lado, 2012; Jiménez & García-Caballero, 2010), se ha reportado una mayor utilización de palabras referente a emociones y sentimientos positivos por parte de las mujeres, quienes también utilizaron un mayor número de palabras referentes a tiempos verbales pasados y futuros en comparación con los hombres. 

De cualquier forma, los mensajes encontrados tras cada muerte, sugieren la necesidad de los individuos de verbalizar la justificación de su acto (Movahedi, 2009). A partir de tal premisa, la presente investigación tiene como objetivo elaborar una aproximación teórica respecto del sentido y significado del suicidio para quienes han adoptado la decisión de quitarse la vida; para ello, se pretende identificar y describir aquellas categorías discursivas presentes en las notas suicidas. La relevancia de la investigación, refiere no sólo con caracterizar el suicidio en Chile desde un abordaje cualitativo, sino que también pretende constituir un conocimiento válido para la comprensión subjetiva del acto suicida a partir del relato de la propia víctima.


MATERIAL Y MÉTODO

Se analizan 203 notas suicidas provenientes de 96 suicidios registrados en Chile durante el periodo 2010-2012. Estos mensajes fueron recuperados desde los archivos de la Policía de Investigaciones de Chile, siendo transcritos y estudiados bajo la normativa ética que regula investigaciones científicas de esta naturaleza en lo concerniente al resguardo de la identidad tanto de la víctima como de sus familiares. 

La notas suicidas, como fuente secundaria de información, están incluidas dentro de los documentos personales factibles de ser analizados en investigaciones psicosociales (Ander-Egg, 1995, Sierra, 2003), pues responden a la definición existente en la bibliografía al tratarse de un documento auto revelador y productor de información, intencionada o no, que contempla la estructura, dinámica y funcionamiento de la vida mental del autor (Pérez-Serrano, 1994). 

El estudio descriptivo, de tipo retrospectivo se desarrolló bajo un modelo mixto de investigación y tuvo por objeto, en primer término, describir las características formales de los mensajes póstumos realizando un análisis de las distintas variables presentes en las notas, a través de la frecuencia de distribución de cada una de ellas. Posteriormente, las notas fueron ingresadas al software Atlas ti. 6.2, lo cual permitió el análisis del contenido de los documentos basado en la Teoría Fundamentada (Grounded Theory) de Glaser y Strauss (1967), mediante la codificación y categorización de la narrativa presente en las notas. Para ello, se siguió el procedimiento de muestreo teóricamente guiado (Strauss & Corbin, 2002), basado en la comparación constante y la saturación teórica. Esta metodología permitió los primeros hallazgos de las categorías mayormente saturadas presentes en el discurso suicida.

Para efectos de asegurar la calidad del conocimiento generado y específicamente para aumentar los grados de validez, se siguió el procedimiento de triangulación de investigadores (Flick, 2004). De esta forma, el análisis del contenido de las notas efectuado por el investigador fue contrastado con la perspectiva de otros dos profesionales, capacitados en esta metodología, con respecto a su adecuación y claridad. 

RESULTADOS

Un primer acercamiento cuantitativo a la muestra hace referencia a la diferencia entre el número de casos y la cantidad de notas que componen el estudio; esta desigualdad, responde a que de los 96 suicidios que componen la muestra en estudio, en 36 casos (37.5%), los sujetos dejaron más de una nota. Respecto de la autoría de las notas de despedida, los sujetos que componen la muestra se ubican en un rango etario entre los 14 y 91 de edad (media = 44.2; Dvest = 18.5), 69 de ellos fueron hombres (71.8%), en tanto que el resto de la muestra corresponde a mujeres (21 [28.3%]).

Para una mejor caracterización de los sujetos, autores de las notas, se llevó a cabo una distinción etaria conforme a la teoría de los estadios evolutivos de Erickson (1968) como parámetro válido para tales efectos, ya utilizado en investigaciones previas (Leenaars, 1989, 1992; O´Connor, Sheehy & O´Connor, D., 1999; Ruiz, et al., 2003). De esta forma, los sujetos que componen la muestra, 61 de los casos (63.5%) se ubican en el segmento etario adulto medio (26-55 años), 22 casos (22.9%) pertenecen al rango adultez tardía (56 años y más), en tanto que 7 (7.3%) y 6 (6.2%) de los casos se ubican entre las edades adulto joven (18-25 años) y adolescentes (12-17 años) respectivamente.

CARACTERIZACIÓN DE LAS NOTAS SUICIDAS

En cuanto a las características formales de las notas suicidas, es factible señalar que éstas son escritas mayoritariamente en soporte de papel (181 [89.1%]), de las notas restantes, 18 (8.8%) se encontraban en archivos digitalizados, dos (0.8%) correspondían a rayados murales y otras dos (0.8%), a mensajes de texto encontrados en celulares. El idioma utilizado fue mayoritariamente español (198 notas, 97.5%), salvo cinco notas que fueron escritas en inglés.

La distribución de notas suicidas en base al rango etario de sus autores está correlacionada directamente con la proporción de sujetos que compone cada grupo. De esta forma, de las 203 notas suicidas, 132 de ellas (60%), fueron escritas por adultos cuya edad oscilaba entre los 26 y los 55 años, 48 (23.6%) fueron escritas por los adultos de mayor edad (56 años y más), 16 (7.8%) por adultos jóvenes y 7 (3.4%) por adolescentes (Ver tabla I).

Frente a un primer examen, respecto de los destinatarios presentes en las notas póstumas, es posible señalar que un 67% de los mensajes son dirigidos explícitamente a algún miembro de la familia. De ellos, la pareja (24.39%) y los hijos (12.8%) constituyen los destinarios de mayor recurrencia dentro de las notas. Al explorar la distribución de los destinatarios por rango etario, la pareja representa, de igual forma, la figura de mayor atención para los adolescentes (33%), los adultos jóvenes (23%) y adultos intermedios (26%), en tanto que para sujetos de mayor edad (adultez tardía), los hijos constituyen el receptor de mayor mención (21%).


CARACTERIZACIÓN DE LOS MENSAJES

Ante un primer análisis cuantitativo de las temáticas presentes en las notas suicidas, uno de los tópicos de mayor recurrencia resultó ser la solicitud de perdón y/o disculpas por el acto suicida. Esta demanda es parte fundamental del discurso presente en las mujeres que cometen suicidio (70.3%), aunque de igual forma, constituye un porcentaje importante respecto de lo que desean expresar los hombres (60.8%). La presencia de este gesto en las notas suicidas presenta una mayor frecuencia conforme aumenta la edad del grupo etario.

Las instrucciones presentes en las notas, generalmente orientadas a los detalles del funeral y/o distribución de bienes, conforman la preocupación del 62.3% de los hombres y el 48.1% de las mujeres. Relevante resulta que el 85.7% de los adultos jóvenes incluyó algún tipo de instrucción en sus notas de despedida. Por otra parte, la inclusión de consejos dentro de los mensajes póstumos también presentó diferencias de acuerdo al rango etario. Los adultos jóvenes fue el grupo que en mayor proporción escribió recomendaciones y consejos a sus seres queridos (71.4%), en contraste con el grupo de adolescentes (16.6%) y los mayores de 56 años (18%), donde los consejos no conforman parte de las temáticas de interés incluidas en los mensajes.

En la esfera relacional, el 68.7% de los sujetos manifestó, de manera explícita, sentimientos de amor por los que quedan. Pese a esto, el 40.7% de las mujeres y el 24.6% de los hombres, refieren problemas de relaciones interpersonales como la razón manifiesta para terminar con su vida. Por otro lado, el 77.7% de las mujeres expresó sentirse incapaz de continuar viviendo en las circunstancias en las que se encontraba, sentimiento que fue expuesto de igual manera por un 55% de los hombres. Esta situación se registró en ambos sexos, principalmente asociada a rangos etarios mayores (adultez media= 63.9%; adultez tardía= 63.6%).

Finalmente, en cuanto a la codificación de los mensajes orientada a obtener las categorías presentes en el discurso suicida, los primeros resultados obtenidos de la muestra, dan cuenta que las categorías con mayor saturación teórica se relacionan con la movilización afectiva del sujeto previa a su muerte. Esta dinámica intersubjetiva revela la importancia del Otro en la determinación del sujeto y resulta concordante con investigaciones anteriores que reportan “problemas de relaciones interpersonales” como la razón de mayor mención para cometer el acto suicida, expuesta en las notas de despedida (Ceballos-Espinoza, San Martín; Pérez-Luco, 2014; Chávez, Macías & Luna, 2011; Chávez, Macías, Palatto & Ramírez, 2004).

La codificación abierta, resultado del examen minucioso de los datos, para identificar y conceptualizar los significados que el texto contiene, permitió descubrir las unidades de análisis a las que se les asignó códigos que luego fueron comparados para elaborar, de forma preliminar, cuatro familias de categorías: Movilización afectiva, Conflicto psíquico, Deseo y Fantasía. Esta parte del procedimiento científico se realizó bajo una triangulación de investigadores en conjunto con otros dos metodólogos, especialistas en la materia, a objeto de eliminar el sesgo potencial que proviene de una sola persona y fortalecer la confiabilidad en las observaciones.

La familia de categorías Movilización afectiva refiere el estado emocional y afectivo del sujeto y su relación con el entorno más cercano; comprende los afectos positivos, reflejados mediante agradecimientos y adulaciones a los cercanos, sin embargo, presenta una narrativa ambivalente en la que también integra afectos negativos, traducidos en reproches por el abandono y la falta de respuesta ante demandas que no fueron escuchadas en vida. Estas recriminaciones a terceros, retornan como agresión dirigida al interior y auto-reproches, elementos que finalmente refieren conflictos relacionales y una pobre vinculación afectiva, que deriva en un sentimiento de desamparo y vacío emocional, movilizándolo hasta afectos depresivos como consecuencia de un malestar psicológico asociado a la incapacidad de goce y la consecuente pérdida del sentido de la vida. Esta desesperanza, responde a la separación del objeto de deseo y la renuncia del mismo, experimentada subjetivamente como culpa, situación en la cual el sujeto idea su muerte como alternativa de escape, en un estado de desesperación que finalmente le impulsa al acto suicida.

Por su parte la familia de categorías Conflicto psíquico, refiere el estado psicológico del sujeto momentos previos a su muerte y está conformada por aquellas categorías que dan cuenta de la victimización del sujeto, denunciando las injusticias cometidas en su contra y significando el suicidio como acto de martirio y sacrificio. Desde este lugar justifica el acto suicida producto de la incapacidad de vivir con el dolor de la pérdida del objeto de deseo. Así, la externalización de la culpa y la incapacidad de aceptar los errores, tanto por esta falta como por el acto suicida, se entremezcla con su preocupación por una imagen positiva, demostrada con palabras de arrepentimiento, sentimientos de culpa y adulaciones para los seres queridos.

La familia de categorías Deseo, refiere aquellas pretensiones a las que aspira el sujeto y que, de cierta forma, espera se concreten a partir de su muerte. En esta narrativa expresa deseos de tipo personal, referidos principalmente a problemas no resueltos y emociones dolorosas por una pérdida y, por otro lado, deseos de tipo familiar expresados en preocupaciones por los seres queridos y solicitudes a los mismos, relativas al fortalecimiento y perpetuidad del vínculo familiar entre los sobrevivientes. Finalmente, la familia de categorías Fantasía suicida da cuenta de la ilusión del sujeto a partir de su muerte y está constituida por aquellas categorías que explican el imaginario con que el sujeto tiñe el acto suicida. En su relato fantasea con la idea de marcharse del lugar que lo agobia, en busca del descanso, con la convicción que existe vida después de la muerte y que, en este nuevo lugar, existirá posibilidad cierta de reencuentro con sus seres queridos ya fallecidos. 

CONCLUSIONES

Los resultados del análisis de notas suicidas llevadas a cabo en la presente investigación, responden a los objetivos planteados en el estudio. Se confirma la relevancia forense de las notas suicidas, como instrumento de apoyo ante una evaluación psicológica reconstructiva, ya que resultó ser una fuente de información útil a la hora de comprender el acto suicida desde el relato del sujeto; permitiendo con ello, una aproximación teórica al sentido y significado del fenómeno suicida.

La nota suicida surge como el último recurso para aclarar una situación emocional no tramitada simbólicamente; una deuda que, impaga, provoca un acto que de por sí resulta paradójico, morir por mano propia. Previo a su muerte el sujeto se descubre en un No Lugar, el cual le resulta insoportable de habitar; desde la demanda de ser objeto de deseo, el discurso suicida se construye a partir de la necesidad de tener un espacio dentro de la estructura. 

Su muerte entonces, adquiere un doble sentido paradojal: evadir la pérdida del Otro y, al mismo tiempo, inscribirse en ese Otro; de lo que se trata finalmente es de dejar una huella que adquiere forma de ley, la mayor de la veces bajo un relato incriminatorio respecto de la muerte, acusaciones que del mismo modo se entrecruzan con elogios, consejos y adulaciones, develando la culpa presente por la determinación adoptada, de forma que el amor, el odio, el perdón y la recriminación conviven en una misma narrativa, en un discurso que resulta ambivalente y tan paradójico como la muerte misma. De esta forma, las familias de categorías movilización afectiva, conflicto psíquico, deseos y fantasías, reportadas en la presente investigación, refieren la relevancia del Otro en la determinación suicida.

Finalmente, la presente investigación permite sentar las bases orientadas a instaurar una mirada centrada en el relato del sujeto como vía para acceder, desde la evidencia empírica, al sentido y significado atribuido al acto suicida. En esta misma línea, el análisis de los resultados obtenidos, permitirá identificar los temas y las cuestiones que puedan ser útiles en la predicción del suicidio y la intervención terapéutica en poblaciones de alto riesgo. En consecuencia, se proyecta la profundización de cada una de las categorías identificadas en los mensajes póstumos y un mayor estudio respecto de las diferencias discursivas detectadas preliminarmente entre la población suicida.


Bibliografía

Ander-Egg, E. (1995). Técnicas de investigación social. Buenos Aires: Lumen.

Brevard, A., Lester, D., & Yang, B. (1990). A comparison of suicide notes written by suicide completers and suicide attempters. Crisis, 11(1). 7-11.

Brooke, E. (1976). El suicidio y los intentos de suicidio. Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Cardona, G. & Ladino, F. (2009). Conducta suicida en la localidad de Kennedy: Análisis y estrategias de prevención desde el modelo de sobreposición de Blumenthal. Cuadernos Hispanoamericanos de Psicología, 10(1). 23-38.

Casullo, M. (2004). Ideaciones y comportamientos suicidas en adolescentes: Una urgencia social. XII Anuario de Investigaciones, 173-182.

Ceballos-Espinoza, F.; San Martin, D.; & Pérez-Luco, R. (2014). Estados afectivos expresados en notas suicidas: El suicidio como acto de resistencia al abandono. Manuscrito presentado para su publicación.

Cerda, P. (2006). El suicidio en Nuevo León, un perfil psicosocial. Ciencia UANL, 9(2), 116-121.

Chávez, A.; Macías, L.; & Luna, M. (2011). Notas suicidas mexicanas. Un análisis cualitativo. Pensamiento Psicológico. 9(17), 33-42.

Chávez, A.; Macías, L.; Palatto, H.; & Ramírez, L. (2004). Epidemiología del suicidio en el estado de Guanajuato. Salud Mental, 27(2), 15-20.

Chávez, A. Leenaars, A.; Chávez, M. & Leenaars, L. (2009). Suicide notes from Mexico and the United States: a thematic analysis. Salud Pública de México, 51, 314-320.

De Zubiría, M. (2007). Mil motivos y tres causas del suicidio juvenil. Fundación Universitaria Los Libertadores, 2, 11-34.

Durkheim, E. (2004). El suicidio. Buenos Aires: Editorial Losada (Trabajo original publicado en 1897).

Erickson, E. (1968). Childhood and society. New York: W.W. Norton.

Flick, U. (2004). Introducción a la investigación cualitativa. Madrid: Ediciones Morata.

Foster, T. (2003). Suicide note themes and suicide prevention. International Journal of Psychiatry in Medicine. 33(4). 323-331. doi: 10.2190/t210-e2v5-a5m0-qlju

Freuchen, A.; Kjelsberg, E.; Lundervol, A.; & Groholt, B. (2012). Differences between children and adolescents who commit suicide and their peers: A psychological autopsy of suicide victims compared to accident victims and a community sample. Psychiatry and Mental Health, 6(1), 1-12.

García-Caballero, A.; Jiménez, J.; Fernández-Cabana, M.; & García-Lado, I. (2012). Last words: An LIWC analysis of suicide notes from Spain. European Psychiatry, 27(1), 1. doi: http://dx.doi.org/10.1016/S0924-9338(12)75586-4

Glaser, B., & Strauss, A. (1967). The discovery of grounded theory: strategies for qualitative research. New York: Aldine Publishing Company.

Handelman, L. & Lester D. (2007). The content of suicide notes from attempters and completers. Crisis: The Journal of Crisis Intervention and Suicide Prevention, 28(2).102-104. doi: 10.1027/0227-5910.28.2.102.

Ho, T.; Yip, P.; Chiu, C.; & Halliday, P. (1998). Suicide notes: what do they tell us? Acta Psychiatrica Scandinavica, 98(6). 467-473. doi: 10.1111/j.1600-0447.1998.tb10121.x.

Jiménez, J. & García-Caballero, A. (2010). Características forenses, psicológicas y lingüísticas de una muestra de notas suicidas en Galicia. Boletín Galego de Medicina Legal e Forense, 17, 31-47.

Leenaars, A. (1988). Suicide notes. New York: Human Sciences Press.

Leenaars A. (1989). Suicide across the adult life-span: An archival study. Crisis, 10(2), 132-151.

Leenaars, A. (1992). Suicide notes of the older adult. Suicide Life Threaten Behavior, 22(1), 62-79. doi: 10.1111/j.1943-278X.1992.tb00476.x

Leenaars, A.; & Balance, W. (1981). A predictive approach to the study of manifest content in suicide notes. Journal of Clinical Psychology, 37(1), 50-52.

Leenaars, A.; & Balance, W. (1984a). A predictive approach to Freud's formulations regarding suicide. Suicide Life and Threatening Behavior, 14(4). 275-283.

Leenaars, A.; & Balance, W. (1984b). A predictive approach to suicide notes of young and old people from Freud's formulations with regard to suicide. Journal of Clinical Psychology, 40(6).1362-1364.

Leenaars, A.; De Wilde, E.; Wenckstern, S.; & Kral, M. (2001). Suicide notes of adolescents: A life-span comparison. Canadian Journal of Behavioural Science. 33(1). 47-57. doi: 10.1037/h0087127.

Leenaars, A.; Haines, J.; Wenckstern, S.; Williams, C.; & Lester, D. (2003). Suicide Notes from Australia and the United States. Perceptual and Motor Skills, 96, 1281-1282. doi: 10.2466/pms.2003.96.3c.1281.

Leenaars, A.; Sayin, A.; Candansayar, S.; Leenaars, L.; Akar T.; & Demirel, B. (2010). Suicide in different cultures: A thematic comparison of suicide notes from turkey and the United States. Journal of Cross-Cultural Psychology, 41(2), 253-263.

Lester, D. (2008). Differences between genuine and simulated suicide notes. Psychological Reports, 103(2), 527-528. doi: 10.2466/pr0.103.2.527-528.

Maris, R. (1981). Pathways to Suicide. Baltimore, MD: Johns Hopkins University Press.

Movahedi, S. (2009). Weaponizacion of the body and politicization of death. Revista Latinoamericana de Psicopatología Fundamental, 12(1), 71-98.

O’Connor, R., & Leenaars, A. (2004). A Thematic comparison of suicide notes drawn from Northern Ireland and the United States. Current Psychology: Developmental, Learnig, Personality, Social, 22(4), 339-347. doi: 10.1007/s12144-004-1039-5.

O’Connor, R.; Sheehy, N.; & O’Connor, D. (1999). A thematic analysis of suicide notes. Crisis, 20(3), 106-114.

Organization for Economic Cooperation and Development [OECD] (2011), Health at a Glance 2011: OECD Indicators, OECD Publishing. Recuperado de http://dx.doi.org/10.1787/health_glance-2011-en

Organización Mundial de la Salud [OMS]. (2002). Informe mundial sobre la violencia y la salud. Ginebra: OMS.

Paraschakis, A., Michopoulos, I., Douzenis, A., Christodoulou, C., Koutsaftis, F., & Lykouras, L. (2012). Differences between suicide victims who leave notes and those who do not. Crisis: The Journal of Crisis Intervention and Suicide Prevention, 33(6), 344-349. doi: 10.1027/0227-5910/a000150.

Payá, V. (2012). El Don y la palabra. Un estudio socioantropológico de los mensajes póstumos del suicida. México DF: Juan Pablos Editor.

Pérez Serrano, G. (1994). Investigación cualitativa. Retos e interrogantes. Madrid: La Muralla.

Quintanilla, R.; Valadez, I.; González de Mendoza, J.; Vega, J.; Flores, L.; & Valencia, S. (2004). Tipos de personalidad y conducta suicida. Investigación en Salud, 6, 108-113.

Read, J.; Velldal, E., Ovrelid, L. (2012). Labeling emotions in suicide notes: Cost-sensitive learning with heterogeneous features. Biomedical Informatics Insights. 5(1): 99-103. doi: 10.4137/BII.S8930.

Ruiz, M., Dabi, E., Vairo, M., Matusevich, D., Finkelsztein, C., & Faccioli, J. (2003). Notas suicidas en pacientes mayores de 65 años: Estudio comparativo (datos preliminares). Vertex, 14, 134-140.

Shneidman, E. (1981). Suicide thoughts and reflections. Suicide and Life-Threatening Behavior, 11, 198-231.

Shneidman, E. (1988). Some reflections of a founder. Suicide and Life-Threatening Behavior, 18(1), 1-12. doi: 10.1111/j.1943-278X.1988.tb00136.x.

Shneidman E. (1994). Comment: The psychological autopsy. American Psychologist, 39(1), 75-76.

Shneidman, E.  & Farberow, N. (Eds.). (1957). Clues to suicide. New York: McGraw-Hill.

Servicio Médico Legal, (2012). Autopsias médico legales de fallecidos por lesiones autoinfligidas intencionalmente según establecimiento médico legal, periodo 2009-2011. Oficio ordinario Nro. 1022 de fecha 22 de agosto de 2013 de la Dirección Nacional del SML. Santiago, Chile.

Sierra, R. (2003). Técnicas de investigación social. Teoría y ejercicios. Madrid: Thomson Editores.

Strauss, A. & Corbin, J. (2002). Bases de la investigación cualitativa: técnicas y procedimientos para desarrollar la teoría fundamentada. Antoquia, Colombia: Editorial Universidad de Antioquia.

Torres, R. (2007). Autopsia psicológica. Evaluación crítica y su aplicabilidad en el ámbito forense. Anuario de Psicología Jurídica, 17, 111-130.

Torres, R. (2010). Psicología aplicada a la investigación criminal. Revista Estudios Policiales, 6, 29-55.

Tuckman, J.; Kleiner, R. & Lavell, M. (1959). Emotional content of suicide notes. The American Journal of Psychiatry, 116(1), 59-63.

Van Orden, K.; Witte, T.; Cukrowicz, K.; Braithwaite, S.; Selby, E.; & Joiner, T. (2010). The interpersonal theory of suicide. Psychological Review, 117(2), 575-600. doi: 10.1037/a0018697.

Valls, J. (1985). Suicidio e identidad. Revista Asociación Española de Neuropsiquiatría, 12, 29-36.

Werlang, B. & Botega, N. (2003). A semi-structured interview for psychological autopsy in suicide cases. Revista Brasileira de Psiquiatria, 25(4), 212-219. doi: 10.1590/S1516-44462003000400006.