EL JUEGO Y SU RELACION CON LA VIOLENCIA EN HIJOS DE TRABAJADORES AGRÍCOLAS MIGRANTES DE SAN QUINTIN, MÉXICO

THE GAME AND ITS RELATIONSHIP WITH VIOLENCE IN CHILDREN OF MIGRANT FARM WORKERS OF SAN QUINTIN, MEXICO

Ahmed Ali Asadi González                             (México)

AHMEDALI@UABC.EDU.MX

Investigación


Recibido: 31/05/2015

Aprobado: 09/06/2015



RESUMEN: El juego se asocia con una actividad libre y espontánea por medio de la cual los niños asimilan su contexto. El presente artículo expone los resultados obtenidos en una investigación de campo realizada en un centro habitacional de trabajadores agrícolas migrantes y que se basa en dicha premisa, donde se observaron de manera directa los tipos de juegos y la relación que guardan con algunas formas de violencia manifestadas por la comunidad infantil, a través de conductas tanto verbales como no verbales.

PALABRAS CLAVES: Juego, conductas, violencia, infantil, migrantes.

SUMMARY: The game is associated with a free and spontaneous activity through which children assimilate their context. The present article present the results of a field research center in a housing agricultural migrant workers and based on this premise, which is directly observed the types of games and the relationship they have with some forms of violence expressed by childrenꞌs community, through verbal and nonverbal behaviors. 

KEYWORDS: Game, behaviors, violence, child, migrant.

 

INTRODUCCIÓN 

Investigadores como Ortega (1987) y Garaigordobil (2005), explican que el juego es una pieza clave en el desarrollo integral del niño ya que guarda una estrecha relación con su realidad, además de ser una actividad natural por la cual el niño asimila aspectos sociales como la resolución de problemas y los roles sociales. 

Ortega (1991) en su artículo “Un marco conceptual para la interpretación psicológica del juego infantil”, menciona las aportaciones de Vygotski en una conferencia en el Instituto Pedagógico de Leningrado en 1933, en la cual enuncia que “en el juego vemos el movimiento del niño en el plano puro de los significados bajo la libertad, la imaginación, la satisfacción de los deseos”. Coincidiendo con Piaget (1969), menciona que el juego simbólico señala el apogeo del juego infantil. El niño está obligado a adaptarse a un mundo social de mayores, cuyos intereses y reglas siguen siéndole desconocidos. Es por ello que, como la realidad es demasiado compleja, para poder asimilarla el niño crea su propio mundo.

En los trabajadores agrícolas migrantes del Centro Habitacional de la comunidad de San Quintín, México, en donde se llevó a cabo la investigación, predomina un nivel socio-económico bajo, debido a esto las jornadas laborales son de 10 a 12 horas diarias. En relación a lo anterior, la OMS (2014) indica los diversos factores que pueden incrementar el maltrato infantil, tales como la desigualdad, una inadecuada vivienda, el alto nivel de desempleo, disponibilidad de sustancias adictivas, insuficientes programas de prevención del maltrato, la prostitución y el trabajo infantil, además de la fomentación de la violencia por los padres a través de castigos físicos, entre otros.

Por lo anterior, las observaciones se enfocaron en la incidencia de conductas verbales y no verbales asociadas con violencia, dicho registro se realizó durante actividades de juego y se tomaron en cuenta tres estilos: libre, dirigido y cooperativo. Las actividades se llevaron a cabo en el parque del Centro Habitacional, lugar principal de esparcimiento de los niños y punto de reunión cuando no asisten a la escuela, cabe mencionar que la asistencia a una institución de educación no es obligatoria para la comunidad en edad escolar, por ende sus responsabilidades se basan en labores domésticas, mismas que al ser concluidas generan tiempo de ocio que los niños destinan a actividades lúdicas. Dichas observaciones se llevaron a cabo a lo largo de dos días consecutivos.

 

MÉTODO

La investigación fue de tipo etnográfica, basada en la observación directa de los miembros de la comunidad, tanto en actividades espontáneas como dirigidas. Se utilizó el apoyo de medios tecnológicos para la videograbación de las actividades y su posterior análisis, así como de un registro de conductas y otro de incidencias.

 

RESULTADOS

Se encontró una relación observable entre las actividades lúdicas y la violencia, misma que se llevó a cabo mediante el análisis de las conductas registradas durante los distintos tipos de juegos (véase Tabla 1, Tabla 2 y Tabla 3).

Tabla 1. La siguiente tabla muestra el registro conductual del juego libre “Fútbol”, en el cual participaron 14 niños de un rango de edad de 6 a 12 años. Se observa que las conductas que se presentaron con mayor frecuencia fueron las patadas directas a otros niños sin haber un balón de por medio y con menor frecuencia los golpes.

 

Conductas

Frecuencia

Gritos

0

Groserías

0

Discusiones

0

Peleas

3

Empujones

3

Cachetadas

0

Conductas

Frecuencia

Patadas

32

Golpes

1

Jalones

3

Molestar

2

Burlas

0

Bromas

0

 

 

Tabla 2. La siguiente tabla muestra el registro conductual del juego dirigido “Mar y Tierra”, en el cual participaron 8 niños de un rango de edad 6 a 12 años. Se observa que las conductas con mayor frecuencia fueron los jalones y empujones, y con menor frecuencia las discusiones

.

 

Conductas

Frecuencia

Gritos

0

Groserías

5

Discusiones

2

Peleas

3

Empujones

11

Cachetadas

0

Conductas

Frecuencia

Patadas

4

Golpes

6

Jalones

14

Molestar

3

Burlas

6

Bromas

0

 

 

 

Tabla 3. La siguiente tabla muestra el registro conductual del juego cooperativo “Papa Caliente” y ‘’Soy (nombre) y me pica…”en el cual participaron 8 niños y 4 niñas de un rango de edad de 6 a 10 años. Se observan con mayor frecuencia las groserías y con menor frecuencia las discusiones

.

 

 

Conductas

Frecuencia

Gritos

0

Groserías

6

Discusiones

1

Peleas

0

Empujones

0

Cachetadas

0

Conductas

Frecuencia

Patadas

0

Golpes

0

Jalones

0

Molestar

2

Burlas

0

Bromas

4 

 

Las conductas que se registraron se relacionaron con la cuestión actitudinal de cada uno de los niños involucrados en las situaciones determinadas, omitiéndose las conductas propias del tipo de juego y puntuándose aquellas que estuvieron acompañadas de una connotación agresiva, es decir, un golpe acompañado de una amenaza verbal o un ademán acompañado de una grosería.

Una de las principales fuentes de información fue el registro de incidencias, donde los niños expresaron de manera verbal, la relación entre su conducta y la intención de violentar al otro, ya que fue posterior al juego cuando los niños comentaban abiertamente el significado de conductas realizadas en el contexto de manera cotidiana, dichas conductas se modifican con la presencia o indicación de una figura de autoridad.

 

DISCUSIÓN

En la literatura infantil se mencionan diversos factores por los cuales los niños se consideran un grupo vulnerable; el ser infantes y migrantes los hacen formar parte este grupo. Por su condición, además de su cognición, ellos  confrontan la realidad a través del juego. En esta comunidad se interrelacionan aspectos culturales, económicos y familiares, lo que genera un ambiente propicio para la manifestación de conductas relacionadas con violencia.

En lo precedente se mencionó acerca de las interrelaciones y su nexo con la violencia. Considerándose con mayor preponderancia la cultura, ya que el Centro Habitacional tiene una entrada y salida de gente continua y alta, por ende, el niño se ve inmerso a esta pluriculturalidad. Los niños observados demostraron que las conductas con  predominio de violencia durante el juego es algo que está dentro de la norma en su  interacción. 

Se toma en cuenta que indirectamente el niño es obligado a adaptarse a lo que la comunidad le ofrece, es decir, tomará lo que ésta misma le proporcione física y emocionalmente para su desarrollo, no dándole importancia al medio para cumplir su objetivo: satisfacer sus necesidades y deseos. 

En relación a lo presentado, lo que se desconoce es si la dinámica se manifiesta solo durante las actividades lúdicas, o si es que también en diferentes áreas del infante, como en la familia y/o la escuela. Un estudio posterior permitiría enfatizar aspectos específicos del origen de la dinámica mencionada en los diferentes contextos de los niños.

 


Bibliografía

Garaigordobil, M. (2005). Diseño y evaluación de un programa de intervención socioemocional para promover la conducta prosocial y prevenir la violencia. Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia.

OMS. (2014, Diciembre). Maltrato infantil. Extraído el 31 de mayo de 2015 desde http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs150/es/

Ortega, R. (1987). El juego: Un laboratorio de comunicación. Actas de las V Jornadas de Estudio sobre la Investigación en la Escuela. Sevilla, España: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla.

Ortega, R. (1991). Un marco conceptual para la interpretación psicológica del juego infantil. Universidad de  Sevilla, España.

Piaget, J. (1969). La Psicología del niño. Editorial Morata, S.L. Madrid, 2007