ESTRESORES PSICOSOCIALES QUE AFECTAN A LAS PERSONAS QUE PERTENECEN A LA COMUNIDAD LGBTI DE VILLAVICENCIO- META –COLOMBIA

STRESSORS PSYCHOSOCIAL AFFECT PEOPLE BELONGING TO THE LGBTI COMMUNITY OF META-COLOMBIA VILLAVICENCIO

Rosa Deisy Zamudio G. (Colombia)

daisyzamudio@gmail.com

Investigación


Recibido: 29/10/2015

Aprobado: 10/12/2015



INTRODUCCIÓN

La antropóloga Margaret Mead tenía presente el concepto de diversidad sexual al decir en 1935: “cuando estudiamos las sociedades más simples, quedamos impresionados ante las múltiples formas en que el hombre ha aprovechado algunas pistas y las ha entrelazado, creando los hermosos e imaginativos tejidos sociales que dominamos civilizaciones”. De la misma forma que los griegos y los romanos no tenían palabras para describir nuestras categorías sexuales, las sociedades americanas descritas por los exploradores, los misioneros y los antropólogos del siglo XVII en adelante, tenían categorías sexuales para las que nosotros no tenemos palabras.

En Colombia, la discriminación por sexo se presentó desde los siglos XIX acrecentándose en el siglo XX. El gobierno Colombiano a partir de  la constitución de 1991 donde la Corte constitucional hizo su pronunciamiento en el año 1992 hasta 2011, con la  tarea de favorecer a la comunidad LGBTI en la conformación de sus familias homoparentales reconociendo su unión como similar a las uniones de las parejas heterosexuales, no solo en cuanto derechos, sino también en cuanto a deberes. En febrero de 2015, la Corte Suprema de Justicia, se pronunció en el tema relacionado con la adopción de los niños hijos biológicos hijo de uno de los miembros de las parejas homoparentales, en el mes de junio se hace el acercamiento al matrimonio entre homosexuales, así como el cambio de nombre ante una notaría de la comunidad transgénero.

En el boletín # 2 del Observatorio de Política Pública de la Alcaldía de Bogotá para la garantía de los derechos de personas de los sectores LGBT: Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgeneristas, se encontró que el 50.6% de personas lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas y el 100% de los y las transgeneristas han sufrido algún tipo de agresión física o verbal. El 50% de personas LGBT ha conocido a alguien que tuvo una muerte violenta debido a su orientación sexual o identidad de género. En relación al derecho a la educación, el 66% de las personas encuestadas afirmaron haber sido discriminadas, las y los transgeneristas presentan un mayor porcentaje de discriminación con un 83%.  La declaración que afecta el ejercicio del derecho a la salud es menor a la discriminación identificada. El 45% de las personas de los sectores LGBT, han sido discriminadas. El 79,39% de las personas encuestadas para el estudio de la Línea de Base han sufrido discriminación que afecta su ejercicio al derecho al trabajo. El indicador de discriminación identificada en el caso del derecho a la recreación presenta una mayor vulneración entre la población de personas transgeneristas 29,9% y gays 26%, seguidos muy de cerca por las lesbianas 25,7%, las personas bisexuales son quienes tienen el indicador más bajos (20,33%). De acuerdo al derecho a la asociación, la discriminación identificada con respecto a este derecho se ubicó en 46,6% entre los sectores LGBT, siendo la más discriminadas las personas transgeneristas 58,7%, seguidas de las lesbianas 54,2%[1].

En la ciudad de Villavicencio en el mes de marzo, en la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Villavicencio se llevó a cabo la realización del II Foro de Diversidad Sexual, donde uno de los ponentes pronunció lo siguiente:

 

Hace 20 días Albarracín[2] resume brevemente la historia de quienes hoy hacen parte de LGBTI en nuestro país: de la negación al reconocimiento de derechos, de la discriminación en ocupaciones a la aceptación progresiva, de la desprotección a la inclusión en la normatividad del Estado y de los estereotipos a la apertura social y cultural. En una mirada retrospectiva, los cambios han sido significativos; en una mirada al presente, es el reconocimiento de por dónde van los procesos; y hacia el futuro, es el horizonte de lo que falta por conquistar. (Vizcaíno 2015)[3]

“Hace 35 años éramos criminales; personas sin voz; sin derechos; sin reconocimiento social ni jurídico. Hace 17 años no podíamos ser profesores de escuelas públicas ni privadas. Hace 8 años no teníamos derechos como parejas, es decir, no podíamos compartir nuestros derechos ni bienes. Hace 4 años nuestras familias no eran protegidas por la Constitución. Aún hoy se nos niega la igualdad y se perpetúan estereotipos. Todavía hoy no somos considerados hermanas y hermanos con plenitud de derechos”

Desde esta perspectiva, se toma como punto de referencia el área de estudio de la psicología social, como disciplina científica para identificar y comprender, las formas en las que se generan fenómenos sociales analizando el porqué y el cómo de las causas de ideologías y conductas individuales.

La metodología desarrollada en la investigación fue la de un enfoque cualitativo, empírica, con Categorías de análisis: Comunidad LGBTI. Subcategorías de análisis: Estresores psicosociales, contextos: familiar, educativo, laboral, cultural y religioso. Participantes: Comunidad LGBTI de la ciudad de Villavicencio. Técnicas de recolección de datos: entrevistas a profundidad para la realización de un análisis de información por medio de narrativas.

Por lo anterior, se llega a la conclusión de que en la actualidad el estrés es considerado como una de las enfermedades más recurrentes debido a la gran cantidad de trabajo y al acelerado nivel de vida que lleva el ser humano; sin desconocer que los homosexuales también presentan estados de estrés ocasionados por múltiples problemas sociales que les aquejan (Homofobia, discriminación u otros).

 

RESUMEN

El presente estudio es la continuidad de un proyecto macro que se ha venido trabajando en la ciudad de Villavicencio con estudiantes de la facultad de Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Villavicencio. En un inicio el proyecto se fundamentó en los patrones de crianza utilizados en las parejas homoparentales que tienen hijos biológicos o adoptivos y que residen en la ciudad de Villavicencio, donde se pudo comprobar que los patrones de crianza que imparten las familias constituidas por personas del mismo sexo a sus hijos,  son los mismos que se imparten en las familias heterosexuales sin afectar el comportamiento de los niños criados por este tipo de familia. Como segunda fase, se desarrolla el proyecto relacionado con los estresores psicosociales que presenta la Comunidad LGBTI

 


De ahí a tener en cuenta los planteamientos que permiten ampliar el panorama de la investigación acerca de los estresores psicosociales que presenta la comunidad LGBTI. Primero, se debe entender que la sexualidad, atiende diversas características: biológicas, de integralidad del ser humano, de derechos humanos, a las normas de convivencia, a la individualización dentro de la modernidad actual, al desarrollo del yo, a la autoestima, al libre desarrollo de la personalidad; y a elementos externos como las instituciones sociales, entre ellas la familia, la educación, los medios masivos, que llevan consigo alternativas de relación social y de constitución de espacios en los cuales se desarrolla la vida en sociedad.

Segundo, comprender como la homosexualidad en los últimos años ha alcanzado reconocimiento en la sociedad; quienes en el contexto social son grupos de personas que han sido discriminadas por la sociedad; discriminaciones que han afectado espacios de sus vidas como trabajo, familia, grupo social, teniendo en cuenta las nuevas perspectivas acerca de las relaciones de pareja, la diferencia de género y la orientación sexual.  El termino de homosexual ha pasado por diversas significaciones, desde sodomita- quien realizaba aberraciones sexuales-, hasta el mismo homosexual, refiriéndose a una particular especie de comportamiento sexual; se consideraban enfermos. Sólo en 1976 la Organización Mundial de la Salud OMS, dejó de definir a la homosexualidad como patología. De cualquier modo, los diversos nombres dan cuenta de la imagen social que se tiene de los homosexuales. El aparecimiento, permanencia y reconocimiento con validez conlleva una serie visiones y manifestaciones, extendidas hasta hoy. Esta forma de pensar no aparece en otras épocas y con otras personas.

PALABRAS CLAVE: Comunidad LGBTI, estresores, psicosociales, homosexuales, comunidad, homofobia

This study is the continuation of a macro project that has been working in the city of Villavicencio with students from the Faculty of Psychology of the Universidad Cooperativa de Colombia, Villavicencio headquarters. Initially the project was part of parenting patterns used in homo couples who have biological or adopted children who reside in the city of Villavicencio, where it was found that employers who provide foster families formed by same sex their children are the same as those given in heterosexual families without affecting the behavior of children raised by this type of family. As a second phase, the project is related to psychosocial stressors having the LGBTI Community.

Hence to consider approaches that expand the landscape of research on psychosocial stressors having the LGBTI community. First, you must understand that sexuality serves various features: biological, of integrity of human beings, human rights, the rules of coexistence, individualization within the current modernity, development of self, self-esteem, to free development of personality; and external factors such as social institutions, including the family, education, mass media, which carry alternative social relations and establishment of spaces where life unfolds in society.

Second, understand how homosexuality in recent years has achieved recognition in society; who in the social context are groups of people who have been discriminated against by society; discrimination that affected areas of their lives such as work, family, social group, taking into account the new perspectives about relationships, gender differences and sexual orientation. The term homosexual has gone through several meanings, from sodomita- who performed sexual-aberrations, even the homosexual, referring to a particular kind of sexual behavior; considered sick. Only in 1976 the World Health Organization WHO, stopped defining homosexuality as pathology. However, the various names realize the social image we have of homosexuals. The appearance, permanence and validity recognition has a number visions and manifestations, extended until today. This way of thinking does not appear in other times and other people.

KEYWORDS: LGBTI community, stressors, psychosocial, gay community, homophobia

JUSTIFICACIÓN

La comunidad LGBT se ha preocupado para que exista una  apertura de la sociedad a una realidad, de parejas conformadas por  lesbianas y gays, bisexuales, transexuales e intersexuales que durante muchos años ha permanecido oculta cuando no marginada o perseguida. Existen, parece que eso ya está claro. ¿Pero cómo viven?, ¿responden a los mismos deseos que el resto de las personas de formar familias, de protegerse mutuamente, de criar hijos…? Una vez asumida la existencia de este colectivo, todavía quedan presentes muchos estereotipos, muchos prejuicios que limitan a lesbianas y, sobre todo, a gays, al terreno de una sexualidad nocturna, promiscua y, a menudo, mercenaria.[4]

Por tanto, cuando todavía no se ha repuesto del shock de descubrir que existen una gran cantidad de personas que aman de forma diferente (y que, además, son sus hijos, sus hermanos, sus vecinos, incluso sus esposos y esposas), cierto sector de la sociedad se resiste ahora a creer que esas personas organizan muy comúnmente sus vidas formando núcleos familiares duraderos, al igual que muchas personas heterosexuales. Y que, también muy a menudo, en esos núcleos familiares viven y se educan niños y niñas.[5]

En los grupos sociales la tendencia a rotular las parejas homosexuales, criticar su tendencia sexual determina todo su estatus. Y la maternidad- paternidad entonces se ve en la homosexualidad como algo inadecuado casi inexistente; como si la responsabilidad y el cuidado de los niños fuera algo con lo que no tienen nada que ver. Visto todo esto, es evidente que en una sociedad en permanente transformación tratemos, pues, de que los cambios no dejen fuera a ninguno de sus integrantes. Por ello, como decía M.L. Andersen,  para alcanzar el cambio es necesario mirar más allá de lo que ya existe, y plantearnos qué es posible.[6]

Estos temas relacionados con homosexualidad, son discutibles siempre y cuando nos alejemos de los prejuicios y tabúes. Es muy respetable la opinión personal de la gente que no cree que la orientación gay o lésbica sea correcta. En su vida privada, por supuesto, pueden alejarse de este modo de vida.[7]         

 

Desde la psicología se pretende aportar a una mayor comprensión de la conformación de las personas pertenecientes a la comunidad LGBTI. Es así como la psicología social brinda herramientas para el estudio de este fenómeno social.  Se entiende por Psicología social, como una disciplina científica que se ocupa de las interacciones entre los individuos y las comunidades, promueve la mejora de la calidad de vida de los individuos y de las comunidades.[8]

 

OBJETIVOS. OBJETIVO GENERAL 

Analizar los estresores psicosociales que afectan a las personas que pertenecen a la comunidad LGBTI de la ciudad de  Villavicencio- Meta–Colombia   

OBJETIVOS ESPECÍFICOS 

Analizar los contextos sociales que generan mayor cantidad de estrés en la comunidad LGBTI.

Identificar los estresores psicosociales que afectan a la comunidad LGBTI

Determinar el sexo expuesto a mayores niveles de estrés en la comunidad LGBTI. 

MÉTODOLOGÍA

La metodología que se tuvo en cuenta en la investigación fue la de un enfoque cualitativo, empírica, con Categorías de análisis: Comunidad LGBTI. Subcategorías de análisis: Estresores psicosociales, contextos: familiar, educativo, laboral, cultural y religioso. Participantes: Comunidad LGBTI de la ciudad de Villavicencio. Técnicas de recolección de datos: entrevistas a profundidad. Narrativas de los participantes.

Por todo lo anterior, lo que se debe  tener en cuenta es la visión de las percepciones que tiene la comunidad acerca de la aceptación social, de su orientación e identidad sexual a través de los diferentes entornos en los que este se desenvuelve. Desde esta perspectiva, es importante tener en cuenta las definiciones, las cuales ayudan a conceptualizar este estudio. 

APROXIMACIÓN TEÓRICA 

Aunque para muchos sea un tabú, todavía las personas pertenecientes a la comunidad LGBTI reclaman igualdad de derecho ante la ley y la sociedad, por eso cada vez están tomando mayor fuerza para hacer prevalecer sus derechos, este es un tema controversial y de discusión ya que va en contra de muchas legislaciones y costumbres de los estados, también se podría decir que va en contra de lo natural, haciendo referencia a la religión, que es uno de los factores de mayor creencia del ser humano.  


HOMOFOBIA: La homofobia es considerada como una enfermedad psico-social que se define por tener odio a los homosexuales. La homofobia pertenece al mismo grupo que otras enfermedades parecidas, como el racismo, la xenofobia o el machismo. Es una orientación sexual y se define como la interacción o atracción sexual, emocional, sentimental y afectiva hacia individuos del mismo sexo. Etimológicamente, la palabra homosexual es un híbrido del griego homos (que en realidad significa igual y no, como alguno creería, derivado del sustantivo latino homo, que quiere decir hombre) y del adjetivo latino sexualismo, lo que sugiere una relación sexual y sentimental entre personas del mismo sexo, incluido el lesbianismo. La homosexualidad femenina se llama también lesbianismo o lesbianidad (calidad de lesbiana). Los adjetivos correspondientes son lésbico(s) y lésbica(s). Este término proviene de la isla de Lesbos en Grecia y de la poetisa Safo, a quien sus poemas apasionados (dedicados a sus amigas) y la vida rodeada de otras mujeres le valió la reputación de homosexual.

A pesar de que el término gay (que en inglés clásico significa alegre) suele emplearse para referirse a los hombres homosexuales y el término lesbiana para referirse a las mujeres homosexuales, gay es un adjetivo o sustantivo que identifica a las personas homosexuales sin importar su género. 

La homofobia se presenta en cinco dimensiones: Homofobia cultural: presente en las normas y reglas sociales. b) Homofobia institucional: presente en las instituciones que regulan, asignan recursos, establecen políticas y que dejan a un lado las demandas de personas y organizaciones de la diversidad. c).Homofobia personal: señalamientos y prejuicios sobre la personas homosexuales, que desconocen todas las dimensiones de su identidad y se centran única y exclusivamente en su orientación sexual) Homofobia interpersonal: presente en el rechazo de relaciones que simplemente no se comprenden o no corresponden a los parámetros “naturalizados”. e) Homofobia internalizada: experimentada por las personas homosexuales, quienes al internalizar los prejuicios se afectan de tal manera que llegan a hacerse daño. (Maroto, 2006).

 

ESTRÉS: Es el conjunto de respuestas automáticas que nuestro cuerpo produce de forma natural, la reacción más inmediata es situarnos en un estado de alerta lo que puede generar desórdenes generales o específicos del cuerpo y la mente. (Yanes, 2008, p. 32)

 

FACTORES ESTRESORES: Factores internos: Incluyen variables del propio sujeto relacionados con respuesta de estrés. 

Factores externos: Estresores medio ambientales que pueden sobrecargar mecanismos de defensa y regulación de ajuste al individuo.  (Oblitas Guadalupe, 2004). 

 

ESTRESORES PSICOSOCIALES: Definidos por Pearlin, 1989; Sandín, 2003 como sucesos predisponentes generan problemas, conflictos o amenazas en relación con los roles y consisten principalmente en dificultades interpersonales. (Como se citó en Molina et al, 2008).

Los estresores psicosociales internos y externos que se presentan en la comunidad LGBTI, son considerados como aquellos que se asumen para ser aceptados o reconocidos por la sociedad, en los estresores internos, estos pueden conducir a la presentación de trastornos de personalidad, causados por la forma como se manifiestan los roles por el hecho de ser gays, lesbianas o transexuales. En los estresores externos es importante tener en cuenta la cantidad de eventos que se presentan a diario donde la estabilidad familiar es fundamental en la vida de estas personas.

Autores como (Herek & Garnets, 2007; Meyer, 2003) haciendo énfasis al modelo de estrés de minorías, entre ellos los miembros que pertenecen a la comunidad LGBTI, se pueden encontrar en riesgo al presentar problemas psicológicos que van afectar su salud mental y se enfrentan a una serie de adversidades y estresores crónico.

 

CONSIDERACIONES FINALES 

En la investigación se pudo encontrar que el estrés afecta de manera general a  todos los seres humanos, (hombres y mujeres, adolescentes, con familias integradas o disfuncionales, con mayor o menor control en la socialización, con congéneres que aceptan o rechazan las relaciones homoparentales y que  existen estresores internos a partir de los cuales se generan factores psicosociales que aquejan a la comunidad en general.      

Se encontró que el sexo expuesto a mayor estrés psicosocial son los hombres, específicamente cuando asumen roles de género establecidos como femeninos debido a los prejuicios y estigmatización en torno a su orientación sexual. De ahí la importancia de tener en cuenta los estresores psicosociales internos y externos que se presentaron en la comunidad LGBTI, de Villavicencio. En los estresores internos, se encontró que la forma como se manifiestan los roles por el hecho de ser gays, lesbianas o transexuales afectan su personalidad. Los estresores externos se presentan a diario donde la estabilidad familiar es fundamental en la vida de estas personas. Así mismo se presenta en las actividades laborales o de trabajo ya que en ocasiones se ven truncadas por la discriminación o por agresión homofóbica presentes  en la vida cotidiana, generada por compañeros,

Además, la estigmatización se presentó desde  el silencio hasta el temor al rechazo; un silencio manifestado desde la autodiscriminación hasta relacionar el rechazo con el deterioro de su salud y el aislamiento. En el II foro de Diversidad Sexual llevado a cabo en la Universidad Cooperativa, sede Villavicencio; un miembro de la comunidad LGBTI manifestó “estoy muy enfermo y la EPS donde me tienen que atender no lo hacen por el hecho de Ser gay”.

En otra narrativa realizada por una lesbiana, ella decía que “en una reunión donde me encontraba yo era la única homosexual y cuando hablaba nadie me ponía atención, lo que hice fue salirme de la reunión”.

Con base a los estresores externos, en el momento de las entrevistas una pareja de lesbianas al preguntarse como las trataba la familia una de ellas respondió “cuando le dije a mi papá que a mí me gustaban las mujeres, puso el grito en el cielo, es la hora después de muchos años que no me habla… Me tocó salir de mi casa y ahora vivo con mi pareja (mujer)”.

Una transgénero decía Yo fui discriminada “cuando iba a buscar trabajo no me aceptaban por ser como soy…por eso tengo mi peluquería” “ahora no tengo problemas”, “estoy tranquila”

Bien o mal, la realización de estudios de este tipo, contribuyen a la presentación de investigaciones, relacionadas con el tema (homosexualidad, ya sea para fomentar o argumentar, o quizás de sustento para la realización de nuevas investigaciones que generen viabilidad y formación en cuanto al manejo o mejoramiento de las condiciones en las que se halla inmersa dicha  temática. Además porque los homosexuales han alcanzado un reconocimiento en la sociedad con aspectos tales como; criterios de igualdad, tener una relación amorosa entre ellos, al mismo tiempo considerarse como personas activas en la sociedad, desempeñando diferentes actividades los cuales les va a permitir vivir en armonía y cordialidad a través del respeto y aceptación.

BibliogrAFÍA

Amnistía internacional, (2012). Transforma dolor en esperanza: defensoras y defensores de derechos humanos en América. España. Editorial Amnistía internacional. 

Ardila, Rubén. (1998) Homosexualidad y Psicología. El manual moderno, S. A.  de C.V. México, D. F.  – Santa Fe de Bogotá. 

Barrientos, J & Cardenas, M. (2013). La homofobia y Calidad de Vida de Gay y Lesbianas: Una Mirada Psicosocial. Psykhe, Vol.22, n.1. Recuperado de:  http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S071822282013000100001&script=sci_arttext.

Congreso Estatal sobre Homosexualidades e Identidad de Género. España  (Cáceres, 2005);

Hernández, R., Fernández, C & Baptista, P (2010). Metodología de la Investigación 5ª. Ed. México: Mc Graw Hill / Interamericana Editores S.A. De C.V. 

Herek, G., & Garnets, L.D. (2007). Sexual orientation and mental health.  En S. Nolen-Hoeksema (Ed.), Annual Review of Clinical Psychology (pp. 353-375). Palo Alto, CA: Annual Reviews. Recuperado de: http://www.boletindiversidad.org.

Maroto, (2006). Homosexualidad y Trabajo Social. Herramientas para la reflexión e intervención profesional. España: Siglo XXI pp. 12-13.

Oblitas, L. A. (2004). Psicología de la salud y calidad de vida. ed:Thomson Learning México.  

Olarte Ardila, J. E., & Silvestri Ruiz, M. L. D. (2012). Impactos del bullying homo-lesbo-transfóbico en la subjetividad de tres personas de la ciudad de Bogotá. Recuperado de:  http://repository.javeriana.edu.co/handle/10554/7944

Orlandini, A., (1999). El estrés que es y cómo evitarlo. México, D.F: Fondo de cultura  económica. 

Ortega, F. R. F., Ortiz, J. G., & Mazeneth, Y. P. (2013). Esquemas maladaptativos tempranos y creencias irracionales en un grupo de homosexuales masculinos, de la ciudad de Santa Marta, Colombia. Psicología desde el Caribe, 30(1), 36-66. Recuperado de:  http://www.scielo.org.co/pdf/psdc/v30n1/v30n1a04.pdf

Rights, H., (2009). Por el mismo camino, por caminos diferentes, United States of América: Copyright. Molina. 

Rodríguez, M. D. C. F., & Calle, F. V. (2013). En torno al rechazo, la salud mental y la resiliencia en un grupo de jóvenes universitarios gays, lesbianas y bisexuales. Griot, 6(1), 44-65. Recuperado de:  http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?. 

Sadornil, D (2013) Diccionario – glosario de metodología de la investigación social. [Versión electrónica]. Recuperado de: https://books.google.com.co/books?id=XtlEAgAAQBAJ&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false 

Serrano, J., (2006).Otros cuerpos otras sexualidades, Bogotá D.C. Editorial Linotipia Bolívar. 

T, Gutiérrez. A, Hernández. L, Contreras. C, (2008) Estrés psicosocial: Algunos aspectos clínicos y experimentales, España: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia vol. 24, nº 2 (diciembre), 353-360. Recuperado de: http://www.um.es/analesps/v24/v24_2/19-24_2.pdf.

Valladares, Anay (2008). La familia. Una mirada desde la Psicología, Vol. (6), pp. 4-13. Recuperada de Redalyc. 

Vizcaíno, M. Muñoz, R, De las sexualidades periféricas a los centros de decisión. Ponencia presentada en el II Foro de Diversidad sexual en el mes de marzo de 2015, en la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Villavicencio.

Notas pie de página

[1] Alcaldía de Bogotá, 2010.

[2] Albarracín Mauricio, Director Ejecutivo de Colombia Diversa, en la Subcomisión de Género de la  Mesa de Conversaciones entre el Gobierno Colombiano y las FARC – EP, en La Habana, Cuba, 6 de marzo de 2015).

[3] Vizcaino, M. Muñoz, R, De las sexualidades periféricas a los centros de decisión. Ponencia presentada en el II Foro de Diversidad sexual en el mes de marzo de 2015, en la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Villavicencio.

[4] Comisión de Educación de COGAM (Colectivo de Lesbianas y Gays de Madrid): Jesús Generelo, Beatriz Gimeno y Belén Molinuevo. (Informe sobre la realidad social de las familias formadas por lesbianas, gays y sus hijos/as) Noviembre 2000.

[5] Andersen, M. y Hill Collins, Patricia, “Social change and the politics of empowerment”, en “Race, class and gender:an anthology”, Ed. Wadswarth, 1992.

[6] M.L.Andersen 1982

[7] Sexual meanings: the cultural construction of gender and sexuality”, S.B. Ortner, H. Whitehead, Cambridge

University Press, Nueva York, 1981.

[8] (Dalton, Elias y Wandersman, 2001).