RECONOCIENDO LO INVOLUNTARIO DEL INMIGRANTE

RECOGNIZING THE IMMIGRANT INVOLUNTARY

Liliana Andrea Calderón G.

sciencespijournal@gmail.com

ArtÍculo


Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros. 

(H. Hesse)

 

 



Recibido: 26/10/2015

Aprobado: 9/12/2015


RESUMEN: Cuestiona los distintos procesos por los cuales pasa los inmigrantes, comenzando con los voluntarios hasta los que son víctimas de trata de personas. Desde una representación individual hasta social, que encierra muchos matices en los cuales se ve los niveles de afectación. 

PALABRAS CLAVES: Salud mental.   Salud pública.  Xenofobia. Inmigrante. Bull ying. Mobbing. Angustia. Sociedad. Familia.  Violencia. 

SUMMARY: It questions the various processes by which immigrants passed from volunteers to those who are victims of trafficking. From an individual to social representation, which contains many nuances in which the levels of involvement is.

KEYWORDS: Mental health. Public health. Xenophobia. Immigrant. Bull ying. Mobbing. Anguish. Society. Family. Violence.

La violencia, se ha convertido en un componente que utiliza el ser humano para comunicar, es por eso que a diario, cada uno ha tenido algún gesto que le pide salir, para sentir calma con-sigo.

Es un fenómeno que indaga quién es, qué piensa sobre si,   los demás y por extraño que parezca termina volviéndose un intruso, o huésped que no deja de expresar lo que cree, merece y es necesario sin analizar ni mediar, desde consecuencias hasta argumentos.

Según Fromm (1959, p. 8) La forma de violencia[1] más normal y no patológica es la violencia juguetona o lúdica[2], a diferencia de la violencia reactiva[3], sin embargo es la más habitual en la edad adulta.

Creía que… (Ibídem, p. 9) con  mucha  frecuencia,  la  sensación  de  estar  amenazado  y  la  violencia  reactiva resultante no se basan en la realidad, sino en la manipulación de la mente humana; los jefes políticos y religiosos persuaden a sus partidarios de que están amenazados por un enemigo, y así ‚ provocan la respuesta subjetiva de hostilidad reactiva.

Es partiendo de ahí, que la violencia pregunta, hasta donde puede acceder,  con ella le confirma a cada quien, que tanto puede hacer y que nunca es suficiente.

Para algunos como A. Fragua,  la violencia es el miedo a las ideas de los demás y poca fe en las propias.

Eso es terriblemente desastroso, con ello crece, y al sentirse reducido o restringido, su proceder será más hostil, se desarrollara siendo el antagonista de cada historia, para restablecer su aparente equilibrio.

Una vez la violencia redime, se fortalece. Esto es muy frecuente, aunque aquí no se aborden los distintos tipos de violencia.

Las personas hoy en día, indistintamente por las explicaciones que sean,   debido a la globalización se desplazan de su lugar de origen; a eso  se le denomina extranjero,[4] con ello se usa otras nomenclaturas inmigración[5] y migrante[6].

Pero sin forzar demasiado las distinciones, los sistemas han sido utilizados para identificar,  significar lo que ocurre con el fenómeno del desplazamiento.

Si se considera los distintos comportamientos que enmarcan el mismo, con ello las distintas situaciones, se puede pensar que de acuerdo con algunos estudios relevantes  desde el 2000 por la OIM[7], aparece una serie de elementos, que van asociados a la conceptualización de lo que sitúa realmente al inmigrante o extranjero.

Entre ellos se encuentran los siguientes, según OIM (2013, pp. 33 – 34):

Factores económicos: La creciente diferencia en los niveles de vida y de salarios entre los países actúa como un imán (“factor de empuje”), que atrae a los migrantes hacia los países que tienen niveles de vida más altos o un mayor índice de crecimiento económico y mejores oportunidades de trabajo.

La gobernanza y los servicios públicos: La mala gobernanza, la corrupción y una carencia de servicios de educación y de salud de buena calidad son “factores de empuje”, que promueven la migración internacional.

Desequilibrios demográficos: Pueden adoptar varias formas—por ejemplo, disminución de las tasas de fecundidad y aumento de la esperanza de vida en muchos países de ingresos altos, lo que contribuye a un desequilibrio en la oferta y la demanda de mano de obra entre las regiones desarrolladas y las regiones en desarrollo. Los excedentes de mano de obra en los países de ingresos bajos y medianos pueden dar lugar a subempleo, lo que puede crear incentivos para la emigración. Por otro lado, el envejecimiento de la población en la mayoría de los países industrializados de ingresos altos aumenta notablemente la demanda de trabajadores extranjeros.

Conflictos: En 2011, el número de refugiados bajo el mandato del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) superó los 10 millones (ACNUR, 2012), mientras que el número de desplazados internos se aproximó a los 29 millones (ACNUR, 2013). Los conflictos pueden ser de carácter étnico y/o religioso, pero también pueden ser el resultado de la desigualdad económica o la competencia por los recursos naturales. Unido a todo ello, la falta de libertad personal (ya sea de pensamiento, religión o de otra índole) puede ser un factor de motivación, al igual que la discriminación por motivos de raza, origen étnico, género, religión u otras razones[8].

A consecuencia de factores ambientales: tales como terremotos, accidentes industriales, inundaciones, erosión del suelo o de la costa y sequías, algunos de los  cuales pueden guardar relación con el cambio climático. Los desplazamientos de población inducidos por factores ambientales tienden a ser predominantemente internos.

Redes transnacionales: El establecimiento de comunidades organizadas de migrantes en los países de destino constituye un “factor de empuje” social y cultural. La existencia de una red de familiares en el extranjero puede promover aún más la migración, ya que facilita el proceso migratorio de otras personas, representando esos desplazamientos el grueso de las corrientes migratorias legales en muchos países industrializados.

No es demasiado difícil interpretar, la eventualidad de diferencias  que existen entre cada uno de los elementos anteriormente mencionados y las divergencias culturales, que en momentos inciden de manera precisa, para comprender el tipo de variedad que hay, haciendo posible concebir las estructuras sociales emergentes,  que se derivan de estos encuentros.

Menciono eso porque son escasos, los que llaman a los demás por su nombre, eso llevaría a una identificación con ese otro, y por lo tanto una correspondencia.

Así que ese otro, indistinto de sus particularidades que lo distinguen como ser humano.  Al  dejar su país, abandona sus normas,  regulaciones que le dan a veces una representación de equidad. Por permanecer en un lugar que considera le ofrece mejores condiciones casi siempre de características socioeconómicas.

Es por eso que el ¿desarrollo significa bienestar humano?[9]

Tengo la impresión aunque resulta para muchos insostenible, instituir el verdadero significado de lo que un inmigrante representa, más allá de lo que han codificado como sistema, volviéndolo patrón para explicar y proyectar sus intereses.

Llevando a acuerdos que en cierto sentido, son lo opuesto a lo inclusivo, pero más allá de eso, el silencio de los extranjeros frente a las distintas situaciones, se vuelve evidente, para no verse  afectado directa o indirectamente frente a lo que acontece.

El término bienestar, se ha convertido en una combinación, que conlleva al ser a tener más para estar mejor. Confundiendo el verdadero significado de bienestar o de salud mental.

No  obstante, para vivir en una continuidad aparentemente funcional, se debe evolucionar, de acuerdo con los entornos que son claramente definidos, por regulaciones explicitas e implícitas,  que no tienen que ver con ninguna  variación de la constitución.

Sin embargo,  a pesar de lo adulterado que está el término bienestar,   también confirma el estudio  lo siguiente;  todavía hay numerosos migrantes que no consiguen alcanzar un nivel de bienestar satisfactorio[10]

El inmigrante habita en otro sistema, donde debe resistir,  para permanecer.

De lo contrario,  iniciara el proceso de provocaciones, amenazas, ataques verbales o no, sin contar con lo que escriben en las redes sociales de cada país, en contra del ingreso de inmigrantes, donde se marca una clara intención de otro nombre llamado discriminación y xenofobia[11].

La xenofobia, parece no llegar a un acuerdo,  por un  tema de percepción, debido a que para algunos sus actos o procederes, parecen no ir, ni ser consideramos como tales, cuando en definitiva correspondería, pero eso depende de cómo se observe.

Por ejemplo,  eso ya había sido mencionado[12] el concepto de xenofobia e insisto  en aun no se encuentra contemplado en ningún manual diagnostico ni pensado como problemática para la salud, dentro de las ciencias sociales.

Es por eso que la discriminación y/o  xenofobia, conduce a  asumir aspectos asimétricos, comunicaciones contradictorias, a adjudicarse aspectos jerárquicos sin argumentos, a volver-se en ser y buscar la desigualdad, segregación indisoluble o hereditaria.

Con respecto a las amistades,  son buscadas con precaución y  se condicionan a veces, por similitudes en nacionalidades o dificultades.

Porque la indiferencia es una red semántica,  claramente instituida en la colectividad. La indiferencia, toma a la persona,  asume desde matices hasta la personalidad absoluta,  con ella se comunica, y el mejor medio es el silencio.

Crecer en un contexto con la indiferencia como pauta, entonces, sencillamente no podemos alejar a la comunicación como fin último de la situación, en las relaciones consigo y los demás.

Con  ello no se puede apartar lo sintomático de todas las organizaciones, que se representan en irregularidades, que no se expresan en los estudios, porque ninguno pretende ni desea entrar ni siquiera con mesura alguna,  en lo que es problemático o  ambiguo de la situación del extranjero.

Por otra parte no menos importante, la situación de los desplazamientos, esta evaluada,  de acuerdo con estudios, que incluyen las relaciones y se asignan estructuras a las situaciones.

Aspectos a destacar sobre la migración, según OIM (p.  55)[13]…

La mayoría de los migrantes proviene de los países del Sur[14], en términos absolutos, debido a que la población colectiva de esos países es más numerosa. En términos  relativos;  sin embargo, hay una mayor probabilidad de emigración entre las personas de los países del Norte.

Los principales corredores migratorios en relación con las cuatro direcciones de la migración son:

Norte-Norte: corredores de Alemania a los Estados Unidos de América, del Reino Unido a Australia, y luego del Canadá, la República de Corea y el Reino Unido a los Estados Unidos de América.

Sur-Sur: corredores de Ucrania a la Federación de Rusia, de la Federación de Rusia a Ucrania, de Bangladesh a Bhután, de Kazajstán a la Federación de Rusia, y del Afganistán al Pakistán.

Sur-Norte: corredores de México a los Estados Unidos de América, de Turquía a Alemania, y de China, Filipinas y la India a los Estados Unidos de América.

Norte-Sur: corredores de los Estados Unidos de América a México y Sudáfrica, de Alemania a Turquía, de Portugal al Brasil, y de Italia a la Argentina. 

Más de la mitad de los 20 principales corredores migratorios en el mundo están constituidos por personas que emigran de Sur a Sur.

La mayoría de los migrantes son hombres, salvo en el caso de la migración Norte- Norte.

Los migrantes del Sur son más jóvenes que los migrantes del Norte.

La mayoría de los estudiantes internacionales se dirige a estudiar a los países del Norte.

La mayor parte del dinero que los migrantes envían a sus hogares (“remesas”)[15] va de Norte a Sur, aunque hay importantes corrientes de remesas entre los países del Sur.

La migración de Norte a Sur es una tendencia cada vez más importante, pero no recibe suficiente atención. Esos desplazamientos son impulsados por diversos motivos —por ejemplo, el deseo de explorar oportunidades económicas en el mercado mundial, el deseo de estudiar o de jubilarse en el extranjero, o (entre la diáspora) el deseo de restablecer los vínculos con su país de origen.

Con ello necesitamos referirnos una vez más, no solo se puede determinar cómo absoluto las características expuestas.

Hay  sentidos distintos que requieren ser pensados,  que las variantes en las muestras;  y lleven a otros elementos que puedan ser medidos,  más allá de lo elemental. Que no deja de ser necesario,  pero sigue siendo laxo, sin embargo establece un estándar funcional.

Morín en antropología de la libertad;  pensaba que…  A primera vista, nos parece evidente que el ser humano dispone, en condiciones favorables, de posibilidades de libertad. Sentimos subjetivamente nuestra libertad cada vez que tenemos la ocasión de elegir entre alternativas y tomar una decisión.

A la inversa, toda consideración objetiva de nuestra condición parece reducir la libertad a una ilusión subjetiva; sufrimos las coacciones de nuestro medio natural al que debemos adaptarnos; estamos sometidos por nuestro patrimonio genético que produce y sustenta sin cesar nuestra anatomía, nuestra fisiología, nuestro cerebro y, por tanto, nuestra posibilidad de inteligencia y de consciencia; estamos sometidos por nuestra cultura que inscribe en nuestro espíritu, desde nuestro nacimiento, sus normas , tabúes , mitos , ideas , creencias , y es tamos sujetos a nuestra sociedad que nos impone sus leyes, reglas y prohibiciones; estamos incluso poseídos por nuestras ideas que se adueñan de nosotros cuando creemos disponer de ellas . De este modo, somos ecológicamente dependientes y es tamos genética, social, cultural e intelectualmente sometidos. ¿Cómo podríamos disponer de libertades cuando estamos tan sometidos por todas partes?

Reducir al ser humano es hoy una necesidad para mantenerlo dominado y con ello, no es necesario sino quedarse en pausa constante para conservarse y aguardar a que se invierta o se transforme sin implicar nada. 

En cuanto a las condiciones humanas de los inmigrantes varía, algunas características son generales,  permiten asociar y conocer aspectos de los grupos.  Entre ellos están: 

 

MIGRACIÓN Y GÉNERO: La mayoría de los migrantes son hombres, salvo en el caso de la migración Norte-Norte, en la que hay una mayoría de mujeres. (p. 67)

Es curioso porque la mayoría de inmigrantes que trabajan haciendo las limpiezas en las casas, restaurantes y demás, son mujeres cabezas de hogar.  Eso es de sur a norte y de sur a sur.

 

MIGRACIÓN Y EDAD: En el Sur los migrantes internacionales son, en término medio, más jóvenes que los del Norte. El porcentaje de migrantes que no superan los 24 años de edad es mucho más elevado en el Sur que en el Norte. (p. 68)

Con relación a este aspecto, seria esencial evaluar el motivo,  por el cual los jóvenes se desplazan a otro país,  casi siempre los motivos que inicialmente lo condujeron cambian meses después, al reconocer el contexto y la situación en la cual está involucrado,  y tiene dos opciones, regresar o resistir.

En este aspecto, se debe suponer que se evalúo de esa manera, si bien es cierto en su gran mayoría puede darse, algunas personas calificadas que lo intentan terminan regresando  a sus países, por las hostiles condiciones para poder acceder en primera instancia a los permisos,  luego a un entorno laboral, por las regulaciones que existen en la mayoría de los países, y si llegan a lograrlo pueden ser víctimas de mobbing y xenofobia. 


LOS REFUGIADOS: Contrariamente a la percepción del público, la mayoría de los refugiados no sólo procede del Sur sino que vive también en esa región.  En 2010, de acuerdo con la clasificación del Banco Mundial, cuatro de cada cinco refugiados había nacido y vivía en el Sur (representando el 81% del número de refugiados en el mundo). (p. 70)

En este caso seria, interesante determinar que tanto les ha afectado en su diario vivir reconocer que su estatus es el de refugiado, en algunos casos las familias son etiquetadas y los hijos victimas de bullying y xenofobia.  

LOS ESTUDIANTES: Los estudiantes internacionales, la mayoría de los estudiantes internacionales cursa estudios en instituciones educacionales del Norte.  Durante el año académico 2009/2010, cuatro de cada cinco estudiantes internacionales vivía en el Norte, de acuerdo con la clasificación del Banco Mundial.  Actualmente, más de la mitad del total de los estudiantes internacionales procede del Sur y estudia en el Norte. Casi una tercera parte está constituida por estudiantes Norte-Norte, lo que se debe principalmente a las oportunidades de estudio en Europa, como el Programa Erasmus de la Unión Europea. (p. 70)

 JUBILADOS[16]: Una forma reconocida de la migración de Norte a Sur es la corriente de jubilados que se desplaza en busca de climas más cálidos y menor coste de la vida en el mundo en desarrollo.

Sea cual fuere su origen los jubilados, por lo regular corren con la mejor de las posiciones, a diferencia de los estudiantes;  que  dependen de los ingresos que reciben de su país de origen y que no pueden acceder a un entorno laboral, porque de lo contrario pierden su estatus migratorio de estudiante. A menos que lo hagan de forma anónima y con ello, vendrían las dificultades.

Los jubilados,  disponen de sus ahorros lo que representa una ventaja para el país de residencia,  porque es un ingreso que entra y se gasta en el país, a diferencia de los anteriores que quizás buscan sacarlo mediante remesas para sus familiares en el país de origen.  Eso  cambia la perspectiva y el trato con los que cohabita en el país de residencia.

Aunque  tienen una posición ventajosa, las pautas de comunicación no dejan de ser implícitas, debido a que se les rotula  según su nacionalidad y religión.

Para algunos grupos de migrantes vulnerables, las circunstancias y los motores de la migración tienen un agudo efecto en su bienestar psicosocial. Los que emigran en circunstancias extremas—por ejemplo, huyendo de conflictos y crisis humanitarias—como los refugiados y los migrantes desamparados o las personas atrapadas en redes de trata y tráfico, pueden experimentar gran sufrimiento y trauma en algún momento—condiciones que siguen afectando su vida en el país de destino.

Es probable que algunos de los mecanismos en los que se encuentran estos grupos, presenten un mayor grado de vulnerabilidad.

Identificar claramente quien está adentro o afuera de esos sistemas, no exime reconocer e establecer, los símbolos implícitos que funcionan en las colectividades y hacen a las personas tener o no una mayor preponderancia a la fragilidad.

Todos tenemos  una vida más larga según la OMS[17] … Pero su duración depende de donde hayamos nacido[18]

La salud no sólo es cuestión de enfermedades. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como: “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad o dolencia”. En el contexto de la migración, ello se traduce en el bienestar físico, mental y social de las poblaciones móviles y de las comunidades concernidas por la migración.

De acuerdo con Morín (p.  7) Cuántos millones de individuos no han sido víctimas de la ilusión ideológica, creyendo obrar por la emancipación humana y obrando de hecho por su sojuzgamiento.

Es por que el ser es cada vez más inseguro respecto a su ser.  (Fromm, 1983, p. 184). Al concentrarse, y adquirir la idea de tener o conseguir,  se proporciona una aparente bienestar, que a la vez lo corrompe y lo deriva en múltiples síntomas.

¿El por qué y para qué vivir?, se vuelve innecesario…

El cómo se obtiene más fácil y con esfuerzo se alcanza en ocasiones.

Según la octogésima reunión de la OMS (p. 2). Sobre salud y migraciones… En respuesta a un raudo crecimiento de la movilidad global suscitada por desafíos de salud pública, la  migración y la salud se han convertido en una esfera especializada de las ciencias médicas. Se centra en el bienestar de todas las categorías de poblaciones móviles, incluidos inmigrantes, desplazados internos, migrantes internos, refugiados, personas que retornan, poblaciones objeto de trata, migrantes irregulares y trabajadores migrantes, además de comprender todas las etapas del proceso migratorio: antes de la partida, durante el tránsito, al llegar a las comunidades receptoras y tras el retorno.

Pero que hay detrás de lo inconsciente del inmigrante, lo premeditado de la colectividad, está expuesto en otro artículo[19].

Con la globalización se abrieron fronteras,  se pensó de manera irreflexiva que el desplazamiento sería distinto; y que la existencia de una forma más natural entre seres seria lo esencial. 

La  necesidad de mantener una solidaridad  y equidad, más allá de las diferencias; sin embargo, con la comunicación estamos preparados para desmoronar al primero que se nos atraviese,  porque es necesario descartarle, con las herramientas que se tienen a la mano, y la principal es la ignorancia.

Si nos detenemos a evaluar o tener en cuenta el conocimiento,  y lo que aporta a nuestro ser, sistema social, principios, no  se incurriría en  resultados nauseabundos que atraen ahora más al ser para crear sus propósitos.

Si bien es cierto toda regla tiene una excepción, y un margen de error, ese razonamiento solo es una convocatoria a analizar el lenguaje que utilizamos a diario, nuestro comunicar en  los medios, con los más cercanos  y la sociedad para enseñar que no es cierto o mejor, declarar que no lo determina.

Ahora bien, la migración ha sido tergiversada y asociada por un hecho histórico, el hecho de que la salud humana y la enfermedad puedan verse afectados por la migración fue reconocido a principios del siglo XIV durante la plaga de la peste que asoló Europa. Los sistemas oficiales de cuarentena para frenar la propagación de enfermedades contagiosas a través del viaje forman parte de los más antiguos requisitos de cruce de fronteras y han precedido las leyes de inmigración.

Así es como llaman algunos a los inmigrantes plagas.

El lenguaje siempre llama la atención de todos,  cuando se entiende todos los aspectos anteriores, no se define una naturaleza; sin embargo, si es necesario subrayar el trasfondo, por el cual se va,  que implica claras proposiciones sin sentido, y temiblemente espantoso.

El inmigrante debe mantenerse en su realidad, sin vacilar, y con eso llegan las consecuencias de la migración y la salud OMS (p. 3)

Algunos de los factores de riesgo de salud están relacionados con las circunstancias previas a la partida. Una persona que huye de un conflicto o de violaciones de los derechos humanos, o que deja una región con una elevada prevalencia de enfermedades y que tiene acceso limitado a la atención de salud, podrá tener características sanitarias diferentes de otra persona que sale de un país donde los servicios sanitarios son óptimos y donde la prevalencia de enfermedades es baja. La presencia y naturaleza de estos factores determinantes de salud preexistentes son importantes para prevenir las ulteriores repercusiones sanitarias asociadas al proceso de migración.

Otros factores de riesgo están relacionados con las condiciones del viaje. Un movimiento planificado para un migrante facilitado por un país receptor será más seguro que el viaje de una persona objeto de tráfico o de una persona que huye de desastres naturales u ocasionados por el hombre.

Los riesgos relacionados con la etapa de llegada o tránsito frecuentemente están vinculados con la situación jurídica de los migrantes, lo que determina el nivel de acceso a los servicios sanitarios y sociales. Otros factores que definen la vulnerabilidad a la mala salud y el comportamiento de riesgo son la estigmatización, la discriminación, las diferencias lingüísticas y culturales, la separación de la familia y de las normas socioculturales.

Finalmente, el retorno de migrantes al lugar de origen puede implicar el retorno a una localización con una elevada prevalencia de enfermedades en comparación al lugar donde el migrante residió temporalmente, o, al contrario, puede implicar la introducción en la comunidad de origen de estados de salud contraídos durante el proceso migratorio.

Ahora bien, lo significativo, es ¿qué determinar? que tanto afecta la salud física y cómo progresivamente se deteriora o si, solo es un elemento de la edad, progresivo.

No ha sido posible vincular muchas variantes en los estudios expuestos, incluyendo que los inmigrantes indocumentados como popularmente los llaman, que el termino es migrante irregular[20] tampoco están en la muestra. Es  un nivel altamente  representativo que aparece por todas partes, pero no desea ser expuesto y debe ser considerado como sensible.

Las migraciones emergen a diario, aún hay muchos imaginarios frente a la percepción del ideal de hacer y la realidad con la que se encuentran, aunque esto debería de ser un tema abordado desde las escuelas, como método preventivo, para evitar los perjuicios en los que caen algunos, no solo son los abusos en algunos casos, sino, la trata de personas, otro elemento que igual está concebido desde una sola dimensión.

La salud es un asunto de todos, de acuerdo con la OMS (2004,  p. 15) Entre aquellos que pueden hacer algo para promover la salud mental y quienes tienen algo que ganar, se incluye a individuos, familias, comunidades, organizaciones comerciales y profesionales de la salud. Destacan especialmente las personas del gobierno encargadas de la toma de decisiones a nivel local y nacional, cuyas acciones afectan la salud mental en forma que pudieran no conocer. Los organismos internacionales podrán garantizar que en todas las etapas del desarrollo económico los países estén conscientes de la importancia que tiene la salud mental para el desarrollo comunitario. Pueden también estimularlos a evaluar las posibilidades y la evidencia mediante intervenciones que les permitan mejorar la salud mental de su población. 

Así es como se convierte la salud en tema de unidad, un proceso semántico, que insiste en mostrarnos los patrones en los que se relacionan las situaciones, y que afectan directa o indirecta a todos. 

El fenómeno migratorio debe ser considerado no solo a nivel político sino educativo, para que por un lado, los que emigran sean conscientes de las posibilidades a las que se pueden ver enfrentados hoy, y las distintas diferencias que se enmarcan entre unos y otros sin desconocerse.

Solo  comprendiendo  con la mejor herramienta,  que existe para el evitar la ignorancia o el caos,  que hoy se ve a diario,  es el conocimiento;   que en determinado caso, cada uno es un ser humano, que indistintamente de sus variedades y dialectos, procedimientos corresponde a un sistema que no es aislado;  que requiere de reconocer las distintas opciones y combinaciones que se presentan con las personas.

En  un sistema de comunicación adecuado, se puede respetar,  vivir y aprender tanto de si como del otro.  

Es por eso que según la OMS (Ibídem,  p. 14) la salud está vinculada con la conducta[22] . 

Que si nos expresamos decididos a  que en todo sistema, la comunicación no es el mecanismo donde  queremos extinguir al otro, sino que a su inversa componemos y edificamos códigos que nos lleven a un lenguaje donde podamos no solo prever lo que ocurre con nos-otros, nos lleva a enseñarnos más profundo, y es recordar, que es lo que necesitamos para la vida. 

No puede seguir siendo iniquidad, eso se entiende por sí mismo, pero desafortunadamente eso es lo que somos,  hacemos a diario, con-sigo y los demás. El lenguaje es lo que debe preocuparnos,  porque nos condiciona a acciones que despiertan lo absurdo de sí. 

Todos nosotros conocemos que hoy la salud es vital,  que con un reconocimiento del lenguaje, y la comunicación, da a lugar a interpretaciones posibles, panoramas representativos, que esta historia; la que se vive a diario en cada hogar sea o no inmigrante,  en breve tenga un mejor sentido y significado para todos.  


BibliogrAFÍA

Aristóteles     (1994) Ética Nicomaquea. Ediciones Universales

Fromm E. (1983) El amor a la vida. Ed. Paidós. España

Fromm E. (1959) El corazón del hombre: su potencia para el bien y para el mal. Ed.  Fondo de Cultura Económica

Fromm E. (1992) Lo inconsciente social. Ed. Paidós.  España

Gross R. (2007) Psicología de la ciencia, la mente y la conducta. Ed. Manual Moderno. México

Myers D (2005) Psicología social. Mc Graw Hill. México. Octava Edición

Calderón L. (2010)  Fenómeno dinámico emocional de la xenofobia. Memorias I Congreso Internacional de Psicología y Educación. Psychology Investigation. ISBN: 978-9962-8979-0-3. Panamá

CEPAL (2013). Informe regional de América  Latina y el Caribe sobre la encuesta mundial sobre el cumplimiento del programa de acción de la conferencia internacional sobre la población y el desarrollo y su seguimiento después de 2014. LC/L.3634/Rev.1. 31 de julio de 2013.Original: español. Montevideo

CEPAL (2003). Derechos humanos y trata de personas en las Américas. Resumen y aspectos destacados de la Conferencia Hemisférica sobre Migración Internacional Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE, División de Población de la CEPAL) Organización Internacional para las Migraciones (OIM) Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). S E R I E. seminarios y conferencias 33. Santiago de Chile, noviembre de 2003. ISSN impreso: 1680-9033. ISSN electrónico: 1680-9041. ISBN: 92-1-322290-4

En Bouza, 2002 parte del Artículo 1º de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial. Adoptada y abierta a la firma y ratificación por la Asamblea General en su resolución 2106 A (XX), de 21 de diciembre de 1965.  Entrada en vigor: 4 de enero de 1969, de conformidad con el artículo 19 Bouza, Fermín, (2002). Xenofobia

Informe Raxen (2008) Movimiento contra la intolerancia, dirección: Esteban Ibarra

Miroslava A. Meza, Extranjeros, Derechos y Xenofobia, Centro de Documentación de Honduras Unidad de Estudio para la Prevención de la Discriminación. Julio de 2005

Morín E. (2004) Antropología de la libertad

Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia (2008) Evolución del racismo xenofobia en España. Informe 2008

OIM (2013) Informe sobre las migraciones en el mundo 2013. El bienestar de los migrantes y el desarrollo. Organización Internacional para las Migraciones (OIM). ISBN 978-92-9068-670-5. ISSN 1561-5502

OMS (2009) Salud mental en la comunidad. ISBN 978 92 75 33065 4, (NLM: WM30)

OMS (2004) Promoción de la salud mental. Conceptos *Evidencia emergente* práctica. ISBN 92 4 159159 5 (NLM: WM 31.5)

OMS (2004). Octogésima octava reunión. Migración y salud para beneficio de todos. MC/INF/275

OMS (2008). El derecho a la salud. Folleto 31. Derechos humanos. ISSN 1014-5613

OMS (2002) Informe mundial sobre violencia y la salud: resumen. ISBN 92 4 154562 3. ISBN 92 75 32422 0

UNODC (2012) Delincuencia organizada transnacional en Centroamérica y el Caribe. Una evaluación de las amenazas. Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito

Glosario sobre Migración (2006). http://www.iom.int/cms/es/sites/iom/home/about-migration/key-migration-terms-1.html#Xenofobia. Consultado (15/12/2014)

Notas pie de página

[1] Según UNODC (2012) Centroamérica y el Caribe, y en particular los países del Triángulo Norte, se enfrentan con niveles de violencia extremos, agravados por la delincuencia organizada transnacional y el tráfico de drogas. Según estudios realizados por UNODC, El Salvador, Guatemala y Honduras tienen hoy en día una de las tasas de homicidio más altas del mundo. (p.  9)

[2] La encontramos en las formas en que la violencia se ejercita para ostentar destreza, no para destruir, y no es motivada por odio ni impulso destructor.  (Fromm, 1959, p.  9)

[3] Entiendo por violencia reactiva la que se emplea en la defensa de la vida, de la libertad, de la dignidad, de la propiedad, ya sean las de uno o las de otros. Tiene sus raíces en el miedo,  y por esta razón probablemente es la forma más frecuente de violencia; el miedo puede ser real  o imaginario,  consciente  o inconsciente.  Este  tipo de  violencia  está  al  servicio  de  la vida,  no  de  la  muerte;  su  finalidad  es  la conservación,  no  la  destrucción. (Fromm, 1959, p.  9)

[4] Persona que no es nacional de un Estado determinado.

[5] Proceso por el cual personas no nacionales ingresan a un país con el fin de establecerse en él.

[6] A nivel internacional no hay una definición universalmente aceptada del término “migrante”. Este término abarca usualmente todos los casos en los que la decisión de migrar es tomada libremente por la persona concernida por “razones de conveniencia personal” y sin intervención de factores externos que le obliguen a ello. Así, este término se aplica a las personas y a sus familiares que van a otro país o región con miras a mejorar sus condiciones sociales y materiales y sus perspectivas y las de sus familias.

[7] OIM: Organización Internacional para las Migraciones.

[8] Número de refugiados y desplazados internos que emigran a causa de desastres naturales u otros motivos que no suponen la existencia de conflictos.

[9] La Declaración sobre el Derecho al Desarrollo, de 1986, define el desarrollo como una “mejora constante del bienestar de la población entera y de todos los individuos”. De manera semejante, la Declaración del Milenio, de las Naciones Unidas, se centra en el bienestar individual como el propósito fundamental del desarrollo. En fecha más reciente, las Naciones Unidas afirmaban que el concepto de bienestar  y sostenibilidad debe ser el elemento central de la Agenda Mundial para el Desarrollo después de 2015 (DAES/Naciones Unidas, 2012a). En el mismo orden de ideas, el Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2013 ha enmarcado en términos del bienestar humano su enfoque de la evaluación de los resultados de la migración relacionados con el desarrollo. (OIM, p.  24)

[10] Las mayores ganancias se asocian a la migración al Norte, ya sea Norte-Norte o Sur- Norte. En general, los migrantes del Norte consideran que su vida es mejor que la de las personas semejantes a ellos en los países de origen. Los migrantes Sur-Norte de larga data (personas con una permanencia de cinco años o más en un determinado país), por ejemplo, consideran que su situación es mejor que la que tendrían en sus países de origen.

Por el contrario, los migrantes del Sur tienden a considerar que viven en condiciones parecidas a las de las personas con un perfil equivalente que han permanecido en el país de origen, o peores. En consecuencia, los migrantes Sur-Sur de larga data afirman.  (OIM, p.  25)

estar en peor situación que si hubieran permanecido en su país de origen —dando cuenta, por ejemplo, de problemas para obtener una vivienda adecuada; el 27% de ellos atravesó grandes dificultades para obtener una vivienda el año anterior, en comparación con el 19% de sus contrapartes en el país de origen. Los migrantes del Sur generalmente declaran que tienen más dificultades para alcanzar un nivel de vida satisfactorio y no se consideran en mejor situación que si hubieran permanecido en su país.

Es importante tener presente que ciertos grupos de migrantes vulnerables, como las víctimas de la trata, los migrantes desamparados y los migrantes indocumentados, no están identificados en la Encuesta Mundial Gallup.

[11] Odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros. En el ámbito internacional no hay una definición aceptada de xenofobia aunque puede ser descrita como actitudes, prejuicios o conductas que rechazan, excluyen y, muchas veces, desprecian a otras personas, basados en la condición de extranjero o extraño a la identidad de la comunidad, de la sociedad o del país. Hay una relación muy estrecha entre racismo y xenofobia, términos difíciles de separar. Derecho Internacional sobre Migración N°7 - Glosario sobre Migración, 2006. http://www.iom.int/cms/es/sites/iom/home/about-migration/key-migration-terms-1.html#Xenofobia. Consultado (15/12/2014)

[12] Calderón L. Fenómeno dinámico emocional de la xenofobia. 

[13] Más de la mitad de los 20 principales corredores migratorios en el mundo están constituidos por personas que emigran de Sur a Sur.

La mayoría de los migrantes son hombres, salvo en el caso de la migración Norte- Norte.

Los migrantes del Sur son más jóvenes que los migrantes del Norte.

La mayoría de los estudiantes internacionales se dirige a estudiar a los países del Norte.

La mayor parte del dinero que los migrantes envían a sus hogares (“remesas”) va de Norte a Sur, aunque hay importantes corrientes de remesas entre los países del Sur.

La migración de Norte a Sur es una tendencia cada vez más importante, pero no recibe suficiente atención. Esos desplazamientos son impulsados por diversos motivos —por ejemplo, el deseo de explorar oportunidades económicas en el mercado mundial, el deseo de estudiar o de jubilarse en el extranjero, o (entre la diáspora) el deseo de restablecer los vínculos con su país de origen.

[14] Los valores fluctúan entre 147 y 174 millones de migrantes (lo que equivale al 69% y el 81%, respectivamente, del contingente mundial de migrantes) nacidos en países en desarrollo.

En otras palabras, es probable que tres de cada cuatro migrantes procedan del Sur, según las clasificaciones del Banco Mundial y del PNUD, y dos de cada tres, según la clasificación del DAES de las Naciones Unidas. (p. 60)

[15] Eso está en consonancia con los datos que indican que la mayoría de los desplazamientos son de Sur a Norte y que, en consecuencia, la mayoría de las remesas se envían del Norte hacia el Sur: en 2010, esos desplazamientos representaron alrededor de las dos terceras partes del total de las remesas (267.000 millones de dólares EE.UU.) de acuerdo con la clasificación del Banco Mundial, más de la mitad del total (242.000 millones de dólares EE.UU.) de acuerdo con la clasificación del PNUD, y más del 40% (185.000 millones de dólares EE.UU.) de acuerdo con la clasificación del DAES, de las Naciones Unidas. (p.  72)

[16] Asimismo, entre 1990 y 2000, el número de residentes nacidos en los Estados Unidos de América, de 55 años de edad o más, aumentó considerablemente tanto en México como en Panamá, con un incremento del 17% en México y del 136% en Panamá, durante ese periodo (Dixon et al., 2006). (p.  85)

[17] En los últimos decenios la esperanza de vida ha mejorado mucho en el mundo. Una niña y un niño nacidos en 2012 tendrán por término medio una esperanza de vida de 72,7 y 68,1 años, respectivamente. Esto significa 6 años más que la media mundial de la esperanza de vida para los nacidos en 1990.

Los mayores progresos se han hecho en los países de ingresos bajos, en los que la media de la esperanza de vida ha aumentado 9 años entre 1990 y 2012: de 51,2 a 60,2 años en los hombres, y de 54,0 a 63,1 años en las mujeres.

Esto se ha logrado pese a la pandemia de VIH, que sigue afectando a muchos países de ingresos bajos del África subsahariana. Un importante factor que ha contribuido a aumentar la esperanza de vida en los países de ingresos bajos han sido los progresos en la reducción de las muertes infantiles, así como la reducción de las muertes por enfermedades infecciosas en los adultos.

Los seis países que mayores progresos han hecho con respecto a la esperanza de vida han sido Liberia (19,7 años), Etiopía, Maldivas, Camboya, Timor-Leste y Rwanda.

Entre los países de ingresos altos, la esperanza de vida aumentó en un promedio de 5,1 años, oscilando entre 0,2 años en la Federación de Rusia y 9,2 en la República de Corea. (Organización Mundial de la Salud, 2014)

[18] Un niño nacido en 2012 en un país de ingresos altos tiene una esperanza de vida de 75,8 años, o sea, más de 15 años más que un niño nacido en un país de ingresos bajos (60,2 años). Para las niñas la diferencia es aún mayor: 18,9 años más en los países de ingresos altos (82,0 años) que en los de ingresos bajos (63,1 años).

La esperanza de vida de los hombres es de 80 años o más en 9 países: los valores más altos corresponden a Australia, Islandia y Suiza. Para las mujeres, la esperanza de vida iguala o supera los 84 años en los 10 países con cifras más elevadas. La mayor esperanza de vida de las mujeres corresponde al Japón (87,0 años), seguido de España, Suiza y Singapur.

En el otro extremo de la escala hay 9 países (todos del África subsahariana) donde la esperanza de vida media de los hombres y las mujeres sigue siendo inferior a 55 años.

[19] Calderón L. Fenómeno dinámico emocional de la xenofobia.

[20] Migrante Irregular: Persona que habiendo ingresado ilegalmente o tras vencimiento de su visado, deja de tener estatus legal en el país receptor o de tránsito. El termino se aplica a los migrantes que infringen las normas de admisión del país o cualquier otra persona no autorizada a permanecer en el país receptor (también llamado clandestino / ilegal / migrante indocumentado o migrante en situación irregular).

[21] Los problemas mentales, sociales y conductuales, pueden interactúa en forma tal que intensifican sus efectos sobre la conducta y el bienestar. El abuso de sustancias, la violencia, los abusos de mujeres y niños por una parte, y los problemas de salud tales como enfermedad cardíaca, depresión y ansiedad por la otra, tienen mayor prevalencia y son más difíciles de afrontar cuando existen condiciones como altos niveles de desempleo, bajo ingreso, educación limitada, condiciones estresantes de trabajo, discriminación de género, estilo de vida no saludables y violaciones a los derechos humanos.