LOS PROGRAMAS DE  JUEGO RESPONSABLE UNA APUESTA SALUDABLE Y CREATIVA  PARA QUE EL JUEGO SIGA SIENDO UNA DIVERSION NUESTRA EXPERIENCIA EN EL TRABAJO  SOBRE EL JUEGO PATOLÓGICO

THE RESPONSIBLE GAME PROGRAMS A HEALTHY AND CREATIVE BET FOR THE GAME TO CONTINUE TO BE A FUNOUR EXPERIENCE AT WORK ON THE PATHOLOGICAL GAME

RAÚL RICARDO QUIROGA (aRGENTINA)

ayrquiroga@gmail.com

ARTÍCULO



RECIBIDO: 23/10/2017

APROBADO: 10/01/2018



EL JUEGO

El juego así sin especificaciones esta puesto en tela de juicio en términos mediáticos  en nuestro país y dentro de esa discusión la palabra juego aparece utilizada además con criterio descalificador y peyorativo. Se trata de aseveraciones equivocadas y de apreciaciones asentadas en pre juicios y sin ningún asidero científico serio que justifique por ejemplo el reclamo de “terminar” con el juego. Es sabido en términos normales que el jugar es lo más importante en la niñez para el desarrollo y maduración de quienes transitan esta etapa, también lo es en la adolescencia para el reforzamiento y el desarrollo de los lazos sociales, y el desarrollo colectivo, algunos afirman que nunca se termina de crecer cuando la vida es plena, y el jugar nos acompaña toda la vida, las actividades lúdicas son entonces  parte esencial de nuestras formas y conductas para relacionarnos con  los demás, así nos divertimos jugando con nuestros familiares, con nuestros vecinos y amigos y aun con quienes no conocemos como cuando competimos y enfrente tenemos un rival que deja de serlo al darnos cuenta que sin él, nuestro circunstancial adversario,  no habría recreación no habría “juego”, el juego además así desarrollado importa, “diversión”, “solidaridad”, “normas” , “reglas”, entre tantas otras pautas “positivas” para el desarrollo inclusivo con sentido social. Queda claro entonces que en el intento de objetar los juegos de azar se termina objetando el juego en general en un claro error de apreciación y de contenidos. En cuanto a los juegos de azar en si mismos se los cuestiona desde distintos puntos de vista la mayoría de las veces sin fundamento alguno salvo el propio pre juicio que se tenga sobre ellos. Esta situación se repite de manera cotidiana y se achaca al “juego legal” la responsabilidad excluyente sobre la existencia de la Ludopatía o su capacidad de generarla por su sola existencia. Nada más alejado de la realidad en términos generales, en la mayoría de los países donde se estudia la problemática se indica una media del 2% (En Estados Unidos se  estima que el Juego Patológico afecta entre el 1% y 3.4% de la población adulta; En España la tasa de prevalencia  de juego patológico  oscila entre el 2% y el 3%  de la población adulta (Echeburúa, 2005) con pequeñísimas diferencias dentro de un contexto que indica que del 100% de las personas que juegan el  96% lo hacen de manera saludable y apenas el 4% se consideran jugadores problemáticos. Ahora dentro de este nuevo universo de personas con problemas con el juego solo del 1.5 al 2.5% son en realidad jugadores patológicos (o ludópatas en la denominación original que está entrando en desuso por estigmatizante) .El segundo de los argumentos se centra  afirmar que sobre la problemática de  la Ludopatía nadie hace nada. En realidad es una afirmación sin base cierta alguna, las Loterías Agencias de Juego integrantes de ALEA( Asociación de Loterías y Quinielas del Estado Argentino) y sus concesionarios privados desarrollan desde hace ya más de una década políticas de RSE (Responsabilidad Social Empresaria) y en ese marco cuentan con equipos, departamentos de Juego Responsable que impulsan políticas en tal sentido tendientes a disminuir o prever los efectos del juego patológico sobre la base de diversos pilares; la información sobre estas patologías, la creación de Códigos de Conducta, entre otras y  todas han incorporado como herramienta auxiliar y coadyuvante los Regímenes de Autoexclusión, como así también  los sistemas de contención y derivación denominados 0800 de ayuda al jugador compulsivo o patológico  y además  acciones muy claras de promoción y prevención sobre la poblacion general o poblaciones específicas . Es cierto que tienen estos equipos  diferentes grados de desarrollo y por ello hay  diferencias pero no menos cierto es que se encuentran en proceso de unificación de criterios por consenso en el marco de ALEA

JUEGO Y COMO SE JUEGA

Quienes atacan el desarrollo de los juegos de azar en Argentina, lo hacen sobre ninguna base cierta, y sin ningún tipo de datos serios que los respalden , las afirmaciones de orden mediático suelen asentarse sobre hechos de observación directa, pero subjetiva  o casos particulares  y reportan sobre algunos de los supuestos efectos negativos de los juegos de azar  o sobre los supuestos  efectos “nefastos del juego sobre las personas” generalizando así sin más, y sin seguir criterios sistemáticos sobre los datos del juego, las personas involucradas u otros . 

En realidad los comportamientos adictivos con o sin sustancia importan una realidad dramática para quienes los padecen o sus familias, pero claro, no es esto lo que está en discusión. Lo que se debate en primera instancia tiene que ver con cuál es el impacto del juego patológico sobre la poblacion general.

Entre quienes nos especializamos desde hace ya mucho tiempo en este tipo de trastornos se afirma que “así como los bares no forman alcohólicos los casinos no forman ludópatas, ahora bien, si se buscan alcohólicos es posible encontrarlos en los bares y si uno busca ludópatas es probable encontrarlos en las salas de juego”, quienes escriben denostando los juegos de azar  parecen ignorar ex profeso como se construye una patología adictiva como es el juego patológico o ludopatía y omiten definir donde está el problema , dicho en otros términos no aclaran  si el problema está en los juegos de azar, en las personas o en ambos o de qué manera se instala, y con sus afirmaciones  pretenden desconocer algo que ya está largamente comprobado, estos trastornos conductuales se generan en realidad “en la relación que el sujeto establece con el juego” es decir no lo definen los juegos o las diferentes formas de jugar ni los sujetos en sí “, esto explicaría además que no haya relevamientos estadisticos serios que demuestren por ejemplo que el aumento a la exposición a los juegos incremente la cantidad de enfermos, simplemente no hay referencias alguna y contrastable  de que esto así suceda . 

En nuestro país hay dos muestras estadísticas relevantes producidas por equipos de Juego Responsable, la primera es la del Instituto del Juego de la CABA (2010 y 2015)  orientadas y dirigidas por distinguidas colegas como las Dras. Susana Calero y Verónica Mora y la desarrollada por el Departamento Juego Responsable de la Lotería de Córdoba a mi cargo en forma secuencial y continuada 2012/13/14/15 ambas sobre casos representativos de poblacion general y con cifras coincidentes.  Nuestra   muestra tomó 2000 casos cada año  y se desarrolló en todo el territorio provincial y la misma fue aplicada por encuestadores preparados con el objeto de lograr la mayor fidelidad en los datos obtenidos, las preguntas fueron elaboradas por el Equipo Técnico siguiendo los criterios del DSM IV (Manual de los Desórdenes Mentales de la Academia Americana de Psiquiatría –APA USA). Y hoy se ha completado la muestra 2017 en la que estaos analizando sus datos 

Como puede verse en el gráfico los niveles de incidencia sanitaria del “problema de la ludopatía” no son relevantes epidemiológicamente hablando y como se observa la tendencia es marcadamente estable. Ahora cuando se excluye del análisis a los no jugadores y el marco de referencia se reduce a quienes sí participan de los juegos de azar, ¿estos se modifican significativamente? La respuesta es No.

Aunque con variables la media se sigue manteniendo estable y el impacto como se observa  sigue siendo bajo.

También en términos de difusión, el enfoque y el acento negativo de los juegos de azar,  se  pretende instalar sobre las salas de juego o Casinos y en particular sobre las Slots, tragaperras o maquinitas. Pero ¿a esto es a lo que más juega la gente?  Como se  aprecia claramente en el grafico siguiente No. Y esta situación se refleja en casi todos los países

La gente tiene una marcada preferencia, es claro que opta y prefiere jugar  a los denominados juegos de cartón (Quini 6 , Loto etc.), en tanto que las tan cuestionadas salas impactan sobre sectores reducidos de la poblacion que juega, en general entendiendo además que dentro de ese 8 a 9 % que concurre a las  salas de juego claramente la enorme mayoría no son jugadores problemáticos o patológicos.

Otra de las preguntas frecuentes es ¿de dónde saca la gente el dinero con que juega? en el gráfico siguiente la población  que fue parte de nuestra muestra lo explica de manera elocuente como también si el juego le ha representado un problema económico a la hora de jugar.

Claramente entre lo que la gente dice acerca de los recursos que utiliza para jugar y el tipo de juego que prefiere coincide sin lugar a dudas y reflejan que la enorme mayoría de la gente que juega  no lo hace por fuera del marco lúdico como divertimento o entretenimiento. 

Es decir cuando se aborda la problemática seriamente la realidad de los datos obtenidos (tanto en la CABA como en Córdoba) contradicen claramente los prejuicios en contra de los juegos de azar.

 

 

 


UNA APROXIMACIÓN  A LO QUE HACEMOS EN TÉRMINOS DE PROMOCIÓN DE LA SALUD Y PREVENCIÓN DEL JUEGO PATOLÓGICO

Más allá de las acciones específicas destinadas a la población general  hemos apuntado a aquellas acciones que nos acercan a la población más joven para de esa manera vincularlos  a los conceptos de juego saludable y responsable decidimos tener iniciativa sobre los pre adolescentes  y adolescentes. Para ello tuvimos en cuenta diferentes referencias estadísticas, como las de España que ubicaban en 2009 que un 14 % de los adolescentes españoles eran jugadores cuanto menos problemáticos en relación con las denominadas TICs, cifras que en 2015 según diferentes muestras treparon en aquel país al 25%.

En nuestro caso particular en 2009 hicimos un relevamiento parcial en el ámbito secundario (por el contrario de lo que sucedía con la Ludopatía), arrojo una cifra de jugadores  Problemáticos del 14 %, coincidente con las españolas, con jóvenes que superaban por mucho  las 4 horas diarias frente a la pantalla de una PC o en los denominados video juegos a lo que luego se agregarían los smartphones y las múltiples conectividades de las denominadas redes sociales. 

En realidad esta problemática de comienzo por lo general en la adolescencia y en menor grado en la infancia, está más ligada a los smartphones , la “compu” y a los denominados videojuegos, nuestros niños en muchas ocasiones son dejados horas frente a las maquinas convirtiendo a éstas en una suerte de niñera electrónica que le permite en muchas ocasiones a los adultos “quedarse tranquilos” porque el niño (absorto) no molesta o permanece en casa, pero el tema no está solo en el tiempo de permanencia frente a la pantalla, también tiene que ver con los contenidos particularmente en los juegos  denominados de “roles” en donde en muchas ocasiones el contenido es marcadamente discriminatorio, o en el contenido ideológico de los mismos; sea como fuere  aquellos niños se aíslan de otros y dejan de “jugar “ con sus pares. 

Otro tanto sucede en la adolescencia donde no solo podríamos repetir lo argumentado sino incorporar otros elementos distintivos, las horas de permanencia frente a la “play” aumentan a veces a limites tan excesivos que superan las doce horas, amen que aquí se puede agregar otro elemento, la incorporación de las “apuestas”, en un atisbo de desarrollo ilegal del juego con similar connotante social, el aislamiento ,y con ello la reducción de la socialización , sin por ello dejar de mencionar que quienes la padecen normalmente lo hacen sobre la base de un conjunto de enfermedades previas.

LAS ACCIONES DE PROMOCIÓN DE LA SALUD COMO HERRAMIENTAS DE ACCIÓN SOBRE LAS CONDUCTAS PATOLÓGICAS EN EL JUEGO, NACE EL PROGRAMA  JUGAR PARA CRECER.

Jugar para Crecer……… Crecer Jugando es  un proyecto destinado a la promoción de pautas  saludables y  prevención de las conductas patológicas  en relación al uso de las  TICs  desarrollado por el Equipo Técnico del Programa Juego Responsable en el año 2010 e implementado desde el  año 2012. Este proyecto comprende un conjunto de acciones destinadas a la prevención de conductas no responsables en uso de las TICs como acción primaria de promoción y prevención de las adicciones al juego. Se generó a partir  de una serie de investigaciones de campo que se desarrollan regularmente sobre la población general destinadas al seguimiento y la evolución de diferentes indicadores de adicciones sin sustancias y dentro de ellas la ludopatía y las TICs. Estas diferentes  investigaciones se realizan sobre unos 2000 casos en forma anual recurrente y consecutiva sobre población general  desde el 2012 al 2014 en los que  además se monitoreo a la población adolescente. Estos estudios arrojaron para la Provincia de Córdoba datos que aun hoy se continúan analizando pero que en lineas generales arrojan un impacto del 1 al 1.5 % de trastornos de juego patológico (un impacto relativamente bajo y claramente por debajo de la media mundial). 

En este  marco de acciones de promoción de conductas saludables, el Programa “Jugar para crecer… Crecer jugando”, busca incentivar el uso responsable, creativo y productivo de las TICs ya que las mismas abren un nuevo campo de acción, modificando formas y estilos de jugar. Siendo su principal objetivo fomentar en niños y jóvenes pautas de uso saludable de las TIC favoreciendo la construcción y el ejercicio de ciudadanía digital, brindando herramientas para discernir entre pautas de uso adecuadas, de las que no lo son. El paradigma escogido desde el equipo para esta intervención es el de promoción de la salud, concibiendo así un sujeto activo constructor de su propia realidad. Consideramos que la Escuela desempeña un rol fundamental para acercar miradas sobre los beneficios y riesgos del uso de las nuevas tecnologías, no sólo a sus alumnos sino también a los padres y la comunidad educativa. Es así que se trabaja junto al Ministerio de Educación y la Agencia Córdoba Joven y demás entes del Estado Provincial, para que cada Institución desde su rol específico asignado a los fines de la intervención del Programa contribuya a transformar la virtualidad en otra forma de experiencia cívica. 

Para su desarrollo se pusieron entonces en marcha acuerdos con el Ministerio de Educacion de la Provincia a los fines de agregar la temática como materia extra curricular durante un periodo mínimo de tres meses, a los fines de la organización la misma se dicta regularmente en las escuelas y ámbitos seleccionados, desde 6 to grado de primaria hasta 6to año del secundario. Los contenidos están desarrollados en el Manual elaborado para el mismo y las acciones a desarrollar en la Guías Prácticas destinada a tal fin.   Se confeccionaron materiales específicos destinados a utilizar en las diferentes capacitaciones  con el objetivo de formar y capacitar los recursos humanos involucrados en el programa, se elaboraron Manuales de consulta que fueron actualizados en cada ciclo. 

El impacto de este programa de promoción de la salud es relevante sin lugar a dudas y sus cifras son impactantes. 

También  al finalizar el ciclo de contenidos de dos meses y medio de duración, se “cierra” la actividad con la participación del total de la escuela y la comunidad en un evento final de Kermes donde  se desarrollan show de Talentos, concursos de jenga, cinchada, tejo, cortos, murales y afiches   cuyos ganadores se llevan premios para ellos y para las escuelas y todos disfrutan de una gran jornada cuyo lema es todos por  el juego responsable.  Los ganadores del concurso de afiches  forman parte del calendario Institucional de Lotería de Córdoba y  vuelen a las escuelas y comunidad para su distribución. Además se realizan  encuentros deportivos en los que colabora  la Agencia Córdoba Deportes. Disciplinas como Fútbol (masculina), Básquet (femenino-masculino), Vóley  (femenino), forman parte de la grilla de deportes en los que se pueden inscribir.  Torneos que  cuentan con distintas instancias locales, zonales y provinciales. Se realizan en cada una de las  localidades y la población estudiantil de las que impacta, duran de un finde semana a cuatro fines de semana, los ganadores participan de las finales zonales y luego el ganador participa en la final provincial que se  desarrollan en el Estadio Mario Alberto Kempes con el alojamiento incluido durante su desarrollo. 

Se han generado diversos estímulos para las diferentes participaciones que incluyen viajes de tres y cuatro días a Carlos Paz para las divisiones ganadoras todo incluido, a  La Media Legua de Oro  Cultural de Córdoba (paseo que comprende edificios históricos , teatros y museos de la capital) en los que colabora  la Agencia Córdoba Cultura. 

Otro aspecto relevante del Sub Programa es la participación de los multiplicadores, a los fines de agilizar el proceso de traslado de conocimientos , se celebro un acuerdo con la Agencia Córdoba Joven, por el cual acceden al Programa jóvenes  estudiantes universitarios y Profesionales de reciente graduación a quienes se los capacita en la temática especifica y quienes bajo la coordinación de un docente  y la Supervisión Técnica del equipo del PJR  son quienes implementan y dictan los contenidos y organizan la participación de los jóvenes. 

Así fue que el Programa  “Jugar para Crecer… Crecer Jugando” se implemento en 18 localidades de la Provincia de Córdoba a saber: Villa María, Laboulaye, Corral de Bustos, Mina Clavero, Río Ceballos, Morteros, Miramar, La Falda, Embalse, Villa Carlos Paz, Rio Cuarto, Alta Gracia,  Cruz Alta, San Francisco,  Gral. Roca, La Falda, Deán Funes, Cosquin, Córdoba Capital. El total de Intervenciones Comunitarias desarrolladas abarco a la totalidad de las localidades y los  eventos de cierre en cada  una. Tuvieron alta participación las comunidades donde el Programa impacto,  en 14 participaron un promedio de entre 1500 y 2000 estudiantes más sus comunidades, en 4 de entre 3500 y 4000 jóvenes  (vale aclarar que en Río Cuarto por la cantidad de población con la que se trabajo y sus características propias se decidió hacer un cierre para primaria y otro para nivel medio en total participaron cerca de 8000 jóvenes) y en Córdoba Capital cerca de 15000 entre primarios y secundarios.

Estos eventos de cierre fueron enmarcados en un “kermesse” de diferentes juegos accionados por jóvenes de la ACJ de cada lugar y con la participación de la comunidad en general. Unos 40 encuentros deportivos en las distintas localidades correspondientes a estudiantes de nivel medio, 3 intervenciones comunitarias en las cuales durante las distintas jornadas se pintaron murales alusivos a la temática del Programa diseñados por los estudiantes y coordinados por muralistas con el acompañamiento del Equipo Técnico, estas acciones  marcaron el desarrollo y lograron el alto impacto en términos de prevención y promoción de la salud.

Se trata pues de ayudar a  mejorar la “Calidad de vida de nuestros jóvenes “, futuros adultos responsables a partir de las acciones preventivas indicadas y en ese marco Jugar Para Crecer se ha instalado en las comunidades donde se aplica como un auxilio permanente en el sentido de la socialización.

Calendarios Institucionales de Lotería de Córdoba sobre la base de afiches ganadores de estudiantes de 6to grado de escuela primaria sobre la consigna: Juego Responsable.

Es decir hay cifras ciertas y serias aunque todavía parciales en nuestro país que siguen de cerca y miden el desarrollo del juego patológico y se ha hecho muchísimo en términos de promoción y prevención. Señalar que en este tema las Instituciones del Juego y sus equipos de Juego Responsable “no han hecho nada o poco “es una afirmación cuanto menos poco seria. En nuestro caso particular además y dentro del Marco de Juego Responsable de la Asociación Mundial de Loterías (WLA) hemos orientado políticas que nos han permitido ubicarnos en el Nivel 3 (de cuatro posibles) evaluados por un tribunal internacional independiente que avala la calidad del trabajo que realizamos en el sentido de tener claras políticas de RSE. Ocupamos ese lugar junto a otros trece organismos de juego pero en ese contexto restringido somos la única entidad estatal de juego, y en este camino estamos ayudando a otros equipos de juego responsable a asumir el desafío de desarrollar este tipo de políticas en beneficio de las poblaciones donde nos desarrollamos. Nuestros trabajos de investigación y de seguimiento a su vez son materia de presentación en diversos eventos científicos relevantes de orden nacional como internacional y sus valoraciones están disponibles de manera abierta

 

RECOMENZANDO

Es, así que, aun con diferentes desarrollos, un extraordinario esfuerzo el que hacen las Loterías que integran ALEA a través de sus Unidades o Departamentos de Juego Responsable que poseen, por prevenir o mitigar los efectos de los comportamientos adictivos en el juego. Sería bueno entre los que de manera omnipotente denostan al juego legal que comenzasen a ver la otra mitad de este tema a la que no se refieren casi nunca. El juego legal en nuestro país es sinónimo de acción social y de intervención del Estado como regulador del mismo. Pero hay en la trastienda social el desarrollo de otro  juego, el  ilegal que se ofrece  en sus más variadas formas y representaciones, carreras cuadreras de caballos, carreras y riñas de perros, riñas de gallos o juegos campestres, o rurales , como que también   se juega al sapo por dinero o, a diversos juegos de naipes (Chin Chon, Tute Cabrero, Truco, Póker)o de cartón (quinielas , Loterías, bingos)  se juega ilegalmente en Clubes Sociales y Deportivos, en galpones y en casas particulares  y en ninguna de estas actividades se tributan impuestos o sus fondos ni siquiera en un mínimo porcentual se destinan a la acción social, o a cualquier otra acción que redunde en beneficios generales 


Parece ser una construcción irónica cuando los escribas hablan de las motos de 50cc o de los pobres que terminan agotando sus recursos en los casinos o en las maquinitas y les parece que está bien o ni siquiera opinan  porque  es de criollos  o de gauchos  que la peonada agote sus recursos  o deje su quincena en las carreras cuadreras, eso al parecer no merece análisis ni mucho menos críticas, eso es parte se entiende,  del “acervo cultural” al que pertenecemos. Es bueno señalar además que en  nuestra experiencia  es en este circuito, el del juego ilegal, donde se pueden observar los casos más graves de juego patológico o de ludopatía si se prefiere estigmatizar; es en esas mesas donde se pueden apostar bienes (casas, autos, etc.) y en los pueblos invariablemente el lunes se sabe quién gana y quien pierde, se trata “de deudas de honor” que se pagan sin más. Es ahí,  el  juego el ilegal donde se encuentran los casos más graves. Y en este ámbito no hay para ellos  regímenes de autoexclusión ni 0800 a los  que se pueda recurrir para pedir ayuda, tampoco hay carteles que indiquen que “el jugar compulsivamente es perjudicial para la salud”, no hay análisis estadisticos o acciones que permitan corregir errores, es  el juego ilegal el peor terreno, el peor escenario y allí el juego patológico se instala sin controles sin exclusión alguna. Sin embargo pocos, casi nadie pone el énfasis sobre esta otra parte del problema. En otro orden, el acento que ponemos quienes trabajamos desde hace casi una década sobre, los trastornos generados por las adicciones comportamentales o sin substancias sobre  las TICs no es caprichoso y  aunque todavía  se está desarrollando  ya constituye un problema. El acceso masivo a internet y por las redes sociales  y a través de ellas a diversas formas de juegos de azar son una conducta a seguir y a tener en cuenta ya que impactan sobre millones de niños y jóvenes nativos de la tecnología, juegos  que por el momento no tienen una legislación clara que diga cuales y cuantos son los límites que existirán para por ejemplo restringir las posibilidades por ejemplo de que los menores puedan jugar online. Quienes pretenden denostar al juego legal, a los juegos de azar en general, en una supuesta defensa de quienes son más vulnerables o más débiles lejos de hacerlo  están en un riesgoso camino el del pre juicio como pre concepto, Ellos  deberían profundizar mucho más en lo que ya existe o está en desarrollo en el campo del juego legal, en el de los equipos de Juego Responsable de sus provincias, porque  nada hay en el seguimiento del problema que afirme que  pudiesen tener razón. El no hacerlo el no preocuparse por saber realmente que es lo que pasa , también marca una conducta clara, aunque no se lo asuma en favor del desarrollo ilegal del juego, habrá que pensar entonces que algún interés habrá para atacar y denostar tanto al juego bajo control del Estado. Mientras tanto jugar será una herramienta necesaria e indiscutible para crecer, para ser humanos de la manera más integra y más plena. Y los juegos de Azar seran dentro de los marcos adecuados un posibilidad de entretenerse y divertirse responsablemente, solo desde la más supina o intencionada ignorancia podrá afirmarse entonces que desde las instituciones estatales de juego no se hace nada frente al juego patológico, su desarrollo y consecuencias los equipos de salud de las entidades estatales del juego y las comunidades donde intervienen lo saben.

BIBLIOGRAFÍA

TIC: MIRADA CRITICA/MIRADA INTEGRADORA. (2013). Cuadernillo para la implementación en Instituciones Educativas de la Provincia de Córdoba. Programa Juego Responsable, Lotería de Córdoba S.E. Ed. Lotería de Córdoba S.E.

González A; Esnaola F y Martín M. (2013) Propuestas Educativas mediadas por Tecnologías Digitales. Algunas pautas de trabajo. Buenos Aires, Argentina. Dirección de Educación a Distancia, Innovación en el aula y TIC. Editorial: EUNLP. México D.F.

Kaplan, H.  Sadock, B.  Sadock ,V. (1999) Kaplan & Sadok  Sinopsis de Psiquiatría. Ed. Lippincott Williams & Wilkins. 7ª Edición. Estados Unidos.

Kaplan, H.  Sadock, B (2007) Manual  bolsillo psiquiatría clínica. Ed. Lippincott Williams & Wilkins.  Wolters Kluwer Health. 4ta Edición. Estados Unidos.