PEDAGOGÍA DE LA TERNURA CON APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS, ANTROPOLÓGICOS Y ONTOLÓGICOS EN LA DOCENCIA UNIVERSITARIA

PEDAGOGY OF TENDERNESS WITH SIGNIFICANT, ANTHROPOLOGICAL AND ONTOLOGICAL LEARNING IN UNIVERSITY TEACHING

liliana andrea calderón gARZÓN

SCIENCESPIJOURNAL@GMAIL.COM

artículo



RECIBIDO: 21/11/2017

APROBADO: 15/01/2018



RESUMEN: Este artículo nace como necesidad, de responder a múltiples preguntas, sobre el proceso de enseñanza – aprendizaje, de hoy; enmarcado dentro, de nuevos elementos conceptuales que no le son excluyentes. 

PALABRAS CLAVES: educación, universitaria, docente, paradigma, conflicto, pedagogía, lenguaje, aprendizaje significativo, antropología, ontología, lúdica, ternura. 

SUMMARY: This article was born as a need to answer multiple questions about the teaching - learning process of today; framed within new conceptual elements that are not exclusive.

KEYWORDS: education, university, teaching, paradigm, conflict, pedagogy, language, meaningful learning, anthropology, ontology, playfulness, tenderness.

Dentro del sistema educativo,  la existencia que registra, la variedad a la que pertenece estar dentro de un entorno escolar, marca insistentemente, la necesidad de replantear lo que es el proceso de enseñanza de hoy.

En el modelo constructivista social[1], si no detenemos en paréntesis como proviene  o se utiliza comúnmente y se trabaja en conjunto, dentro de un paradigma que acentúa, un cambio, determinada en la praxis; no obstante, sólo hacen una modificación del contexto, pero es educación tradicional enmascarada.

No porque el modelo constructivista no tenga, todo lo necesario, muy por el contrario, en sí mismo encierra, un cambio de percepción de lo que implica el saber, y los otros, dentro del proceso de enseñanza – aprendizaje, para un nosotros en construcción de.

Al darle importancia a cómo la cultura, determina nuestras experiencias, marcando un esquema diferente, en la manera en cómo procesamos y descubrimos el conocimiento, brinda más oportunidades que son indispensables, para el crecimiento del ser,  su desarrollo, indistintamente de la edad, en la que se presente.

En especial, en un momento donde la hiperconectividad, y globalización, puede llevar a la solución de problemas, o la desinformación, la estigmatización de muchas situaciones emergentes que por hoy son tendenciosamente conflictivas.

Los medios tecnológicos, juegan un papel preponderante, porque nos permite vincularnos en distintos contextos, llevando al ser  a un proceso reflexivo, de preferencia constructivo.

De ahí la importancia de lo que implica reconocer y determinar, que es la información, cual información tiene relevancia o validez y su utilidad.

Nuestro proceso de la información,  es tan efímero, debido al acceso constante, que tenemos del mismo, haciendo que no haya una adecuada retención y mucho menos una correlación de distintas posibilidades, para llegar a nuevas formulaciones de preguntas.

Haciendo eminentemente del proceso enseñanza – aprendizaje,  un elemento breve.

Marcando  al olvido como parte principal de la situación de la información que recibimos a diario, tornándose, aún más dificultoso, porque queremos extrapolar todo a la cotidianidad y por lo tanto al terreno de lo afectivo.

Entre ellos nos encontramos con la educación inclusiva.

·         Una educación que no es para todos.

·         Una educación para la mediocridad.

Reconocer la importancia de la educación inclusiva, y que no todos procesamos la información con los mismos algoritmos, demuestra que el margen de error, es un tema que siempre debe ser considerado, en especial en el ser, que no es tan predecible como se concibe.

En principio, nuestro dialecto marca unos elementos que claramente deben ser diferenciados, para ello hay que clasificar sus características.

En primera instancia, nos encontramos con la  educación inclusiva[2]

El concepto es más amplio que el de integración y parte de un supuesto destino, porque está relacionado con la naturaleza misma de la educación regular y de la escuela común. La educación inclusiva implica que todos los niños y niñas de una determinada comunidad aprendan juntos independientemente de sus condiciones personales, sociales o culturales, incluidos aquellos que presentan una discapacidad. Se trata de una escuela que no pone requisitos de entrada ni mecanismos de selección o discriminación de ningún tipo, para hacer realmente efectivos los derechos a la educación, a la igualdad de oportunidades y a la participación. En la escuela inclusiva todos los alumnos se benefician de una enseñanza adaptada a sus necesidades y no sólo los que presentan necesidades educativas especiales.

Sin distinción de los dialectos que encierran la educación inclusiva, hablamos de un aprendizaje, pero los docentes, aún siguen viendo la situación, como un elemento que no le concierne y le dificulta su labor dentro de sus objetivos curriculares.

Claramente identificamos en la comunidad, más de una situación en la cual hay beneficios para la educación inclusiva, aún seguimos rebajándolo a denominaciones tan populares que su sentido y entendimiento, por la necesidad de las personas, llevan a una correspondencia inversa.

Recuerdo que en un curso de capacitación, hablando sobre el proceso de enseñanza – aprendizaje,  un maestro menciono, que le deba miedo tener estudiantes con alguna dificultad, entre ellos  sordos, expresó, yo ¿cómo evaluó a un estudiante en inglés?; simplemente prefiero, pasarla con 10 y evitarme el problema. Prefiero ignorarle, que hacerle parte. 


Es probable que algunos de los mecanismos de cambio, lleven a encerrar variantes donde la comunicación tradicional, es la predominante, al enfrentarnos con un elemento que lo consideran infrecuente;  en vez de sensibilizarnos, preferimos evadirle, para no encontrar nuevas configuraciones, que incluyen tiempo y esfuerzo, entre ambas partes.

Qué pasa con el proceso de aprendizaje de este estudiante o cualquiera, que es considerado diferente.

Al formar configuraciones en el proceso de enseñanza aprendizaje, es necesario, identificar lo que implica la docencia, en este caso en un nivel superior.

Por docencia

Un docente es aquel que enseña o que es relativo a la enseñanza, proviene del latín docencs, que a su vez se deriva (enseñar). En el lenguaje cotidiano, el concepto suele utilizarse como sinónimo de profesor o maestro, aunque no significan lo mismo[3].  

Zuluaga (1987), plantea rescatar la práctica pedagógica significa en un sentido más amplio recuperar la historicidad de la pedagogía tanto para analizarla como para saber, como para analizar sus procesos de formación como disciplina, trabajar con la discursividad de la pedagogía y analizar la práctica del saber pedagógico en nuestra sociedad[4]

Igualmente este autor diferencia práctica pedagógica y saber pedagógico.

  • Práctica pedagógica:   la conceptualiza como una noción metodológica que designa: los modelos pedagógicos tanto teóricos como prácticos utilizados en los diferentes niveles de la enseñanza, una pluralidad de conceptos pertenecientes a campos heterogéneos de conocimiento retomados y aplicados por la pedagogía, las formas de funcionamiento de los discursos en las instituciones educativas donde se realizan prácticas pedagógicas, las características sociales adquiridas por la práctica pedagógica en las instituciones educativas de una sociedad dada que asigna unas funciones a los sujetos de esa práctica y las prácticas de enseñanza en los diferentes espacios sociales, mediante elementos del saber pedagógico.
  • El saber pedagógico: es también un concepto metodológico clave que se asemeja al concepto de conocimiento y tiene como característica propia el hacer del docente en su quehacer diario. [5]

Resultaría tentador dar por sentado, que la lógica del proceso de la enseñanza, es la acumulación desmesurada de información, en su concepto teórico, sin ninguna comprensión ni entendimiento.

Llevando a que uno de los hilos formales, no conduzca a una mejor interpretación de lo que no sólo es el bagaje teórico, sino que en principio las personas no pueden relacionar elementos dentro de lo mismo.

Recuerdo, haber puesto un caso clínico en clase donde fui invitada, para estudiantes de último año, iniciamos con la interpretación del caso, luego tres teorías y desde qué punto, un elemento presentaba una discontinuidad.

Los estudiantes, conocían las teorías, conocían la prueba, cómo se aplicaba los resultados, pero no podían relacionar un elemento con el otro.

Cuando paso por paso lo resolvimos, llegamos a nuevos interrogantes.

Uno de los modos de aprender de un profesional en las ciencias sociales y humanas, es el proceso de observación, pero eso que significa hoy, cuando estamos tan inmersos en nuestros dispositivos.

Si antes era bastante complejo interpretar nuestro lenguaje, ahora con estas nuevas variables, es más sencillo comprender un emoji, que una palabra o la ausencia de la misma en un discurso o situación.

Entonces debemos incluir un elemento importante, los aprendizajes significativos[6].

Ausubel “el alumno debe manifestar una disposición para relacionar, lo sustancial y no arbitrariamente el nuevo material con su estructura cognoscitiva, como que el material que aprende es potencialmente significativo para él, es decir, relacionable con su estructura de conocimiento sobre una base no arbitraria” [7]

Menciona que hay que tener en cuenta tres características en el aprendizaje significativo:

  • Que sea significativo el material que se va a aprender.
  • Que se tengan preconceptos para la información nueva que se va a adquirir.
  • Exista una motivación en el aprender

Para considerar que es significativo, hay que plantearse:

  • ¿Qué se debe enseñar?
  • ¿Qué vale la pena comprender?
  • ¿Cómo se debe enseñar?
  • ¿Cómo saber que comprenden?

 

Más allá de las consideraciones finales, hay una verdadera preocupación en cuanto a la educación se refiere, en última instancia, los diversos aspectos del aprendizaje y la enseñanza, es indispensable analizar el trasfondo de la situación.

Requiere de verdadero interés por parte del docente, y la institución sobre lo que implica enseñar, ahora qué relación tiene que ver con la antropología[8] en la educación.

Requerimos encontrar la expresión y el sentido, al explorar la naturaleza de la educación, la hermenéutica es necesaria, porque determina lo que sucede en el salón de clases.

Ahora, al visualizar todos estos puntos no podemos desligar en el proceso de aprendizaje al ser, y más allá de lo axiológico que suele ser importante.

Es lo ontológico, donde en verdad hay grandes carencias, él es un canal transcendental, prácticamente el eslabón que siempre está ausente en los contenidos que están dentro del proceso.

El verdadero potencial del significado esta dado en el hacer en función de, no en el ser para hacer con.

Entonces según una frase de Lacan

“El mundo de las palabras es el que crea el mundo de las cosas”

Aunque es claro que hay muchas otras que son simbólicas, y no están dadas directamente en el mundo de las palabras, pero igual se crea. Debemos darle un verdadero valor a lo planteado también por Lacan.

Todo debe iniciar con el hombre o el ser,  es un  componente elemental e irrevocable de la colectividad, para sí o los otros.

Una ontología es una especificación explícita de una conceptualización. El término se ha tomado prestado de la filosofía, donde una ontología es la especificación sistemática de la existencia. La ontología es el estudio del ser, en cuanto al ser y su relación con el medio.

Utilizamos la ontología,  para representar los deberes cuya condición es que alcance significar en su discurso.

Eso expresa, que nuestras acciones tienen una sólida representación de lo que implica lo ontológico. 

Por lo tanto hablamos de una transmisión de patrones ciertamente funcionales a nivel curricular, pero ¿Cuál es la intención? 

Así que partiendo de ahí encontramos los siguientes puntos en común. 

Hay que iniciar desglosando el término de la pregunta poco a poco de lo que represento este artículo, que surgió inicialmente cómo una temática de maestría. 


¿La docencia universitaria?

Parte de la interacción entre estudiantes - maestros, se utiliza en un discurso que es a lo que se le refiere como pedagogía,  se manejan conocimientos y métodos para que se desarrolle un proceso de enseñanza - aprendizaje, es a eso que se le denomina didáctica.

Cuando se habla de pedagogía de la ternura encontramos a Arnobio Maya (2002) [9]

Entonces es difícil asumirla cuando la ciencia y la tecnología son sólo herramientas y muchos le dan una mayor trascendencia en el quehacer profesional. Muchos autores señalan que el amor es sobre el cual se forman y fundamentan la vida afectiva y la personalidad. ¿Cómo aplicar esto en un aula cuando ha sido desterrado? Menciona él. Especialmente cuando vemos lo contrario y sus consecuencias:

  •           Temores,
  •           Disminución en el proceso de enseñanza – aprendizaje,
  •           Cansancio y fatiga frecuente,
  •           Dificultad en las relaciones interpersonales.

Así que según se eduquen es como se construye

Los aprendizajes significativos, son los que vienen a enseñarle a relacionar la información previa con la ya existente en la estructura del alumno no de manera arbitraria ni al pie de la letra. Para ello hay que tener en cuenta:

  •           Que el material sea significativo
  •           Estudiante posee preconceptos para adquirir nuevos
  •           Motivación para aprender

Lo antropológico, dicen:

La ignorancia es la enfermedad del alma “Sócrates”

Saber lo que está bien y lo que está mal “Aristóteles”

Con todo lo anterior, podremos registrar que la educación es el columna fundamental del ser en la sociedad.

Es por eso que no siempre habrá acceso y si se llega al punto crucial, debemos cuestionar su calidad.

En cuanto a la educación universitaria, lo que menciona Tunnerman (1996) habla en la entrevista a la Unesco y sobre los cuestionamientos del mismo:

  •          Análisis curricular
  •          Cultura de calidad, con responsabilidad social
  •          Mayor participación, equidad
  •          Diversificar y transmitir el saber
  •          Educación debe estar al servicio de paradigmas, para el desarrollo humano, con una cultura de paz.
  •          Fortalecer identidades nacionales y valores culturales propios.
  •          Flexible al cambio, permanente y abierta a todos y para todos.
  •          Erradique la desigualdad de género, violencia y deterioro de calidad de vida

Aquí es donde está el problema, en el ¿Cómo hacerlo en el aula?

Para ello hay que hay que regresar de nuevo al discurso pensado, es la  pedagogía y ¿el cómo hacerlo?

La ontología es el estudio del ser, Maturana, Morín, Freire, Heidegger, Sartre, Aristóteles, entre otros.

La definición completa es el estudio del ser, que concierne al ser. (Merani 2000)

Echeverría 2003:

“El lenguaje es por sobre todo, lo que hace a los seres humanos, lo que son. Los seres humanos planteamos son seres lingüísticos, seres que conviven en el lenguaje. El lenguaje es la clave para comprender los fenómenos humanos”.

Morín 1999:

“La educación que es la que tiende a comunicar los conocimientos, permanece ciega ante lo que es el conocimiento humano, sus disposiciones, sus imperfecciones, sus dificultades, sus tendencias tanto al error como a la ilusión y no se preocupe por hacer conocer lo que es conocer”

Freire 1997

“La educación es praxis, reflexión y acción del mundo para transformarlo”.

Pero nuevamente surge la pregunta que ella hace ¿Cómo desarrollarlo cómo docentes universitarios?

Una opción posible es la lúdica.

Según  Motta 2002

“procedimiento pedagógico que se enmarcan dentro de los parámetros de planeación y ejecución”

Lúdica “es sentir gusto por lo que uno hace y poder hacer sentir bien a quienes uno trata, es la actitud personal frente a la vida, que ayuda a rasgos como la creatividad, sentido del humor, y afloran interacciones personales cotidianas que hace que el sujeto tenga diferentes formas de ver el mundo”

Son  reconocibles las selecciones particulares, en las que se forma la educación, definiendo en primera instancia que el proceso de enseñanza aprendizaje no es cómo se percibe  simétrico ni tan estándar.

Aceptar  que las propiedades que la misma encierra, tienen un mayor potencial de significado que el literal.

Las formas convencionales de contenido, no siempre transmiten lo que en realidad revela la cultura.

Si no forzamos demasiado no habrá un verdadero desarrollo del potencial, dentro de la normativa es más que adecuado, que se preserve de esta forma.

Con lo antepuesto sitúo, a constituir que una verdadera interpretación para la educación, es donde  no se puede desligar de estos elementos que no son excluyentes.

Muy  por el contrario, integran una fuente básica para que asignemos, reconfiguremos desde significados o nuevos planteamientos a lo que  es nuestra realidad dentro de la colectividad y la función que en verdad se debe desempeñar dentro de este paradigma.

Porque  no romper, con esa regla imperante, que sólo es una educación basada en criterios, claramente identificables para una función determinada en límites estrictos u obtusos.

bibliografía

Aristóteles (2000) Ética Nicomaquea. Ediciones Gráficas

Ausubel N. (1983) Psicología Educativo: Un punto de vista cognoscitivo México: Trillas

Cardamone R (1992) Temas de psicología, psicoterapia y neuropsicología. Un enfoque sociocultural Editorial Biblos

Cosimi A. (2006) Estudios psicoanalíticos en la Universidad III Homosapiens Ediciones

Echeverría R. (2003) Ontología del lenguaje Lom Ediciones S.A

Flavell J. (1979) Metacognition and cognition monitoring: a new area of cognitive developmental inquiry: American Psychologist. 34, p 906 – 911.

Flores R. (2001) Instrucción estratégica en alumno con problemas de aprendizaje. Revista Mexicana de Psicología, 18 – 2

Freire P. (1997) La educación como práctica de libertad. Siglo XXI Editores

Halliday M. (1982) El lenguaje como semiótica social. Interpretación social del lenguaje y del significado. Fondo de la Cultura Económica

Gardner H. (1990) Inteligencias Múltiples, - La teoría en la práctica. México: Paidos Ediciones

Glaser R. (1988). Overview. En M. Chi, R. Glaser y M. Farr (Eds.), The nature of expertise. Hillsdale, NJ: Erlbaum.

Gross R. (1994). Psicología la ciencia la mente y la conducta. Manual Moderno

Kenneth T. (2000) Psicología Educativa para la enseñanza eficaz. México: International Thomson Editores, S. A

Maldavsky D (2004) La investigación psicoanalítica del lenguaje. Lugar Editorial

Maturana H. (2001) Emociones y lenguaje en educación y política. Editorial Dolmen

Maya A. (2002) Conceptos básicos para una pedagogía de la ternura. Impresora Obando

Morín E. (1999) Los siete saberes para la educación del futuro. Unesco

Motta J. (2001) Lúdica y creatividad para el siglo XXI. Siglo XXI

Motta J. (2002) Lúdica. Francisco José de Caldas Universidad Distrital

Motta J. (2006) Lúdica una estrategia que favorece el aprendizaje y la convivencia. Monserrate Universidad

Restrepo L. (1994) El derecho a la ternura. Arango Editores

Saussure F. (1987) Curso de lingüística general. Editorial Alianza

Salovey, P. (1990). Emotional intelligence. Imagination, Cognition, and Personality, 9, 185-21

Serrano S. (1988) Signos, lengua y cultura. Editorial Anagrama

Santrock J. (2004) Psicología de la educación. Mc Graw Hill.

Schraw, G. (1995). Metacognitive Theories. Educational Psychology Review, 7, 351-371

https://lapalestra.jimdo.com/glosario/ Consultado (10/01/2017)

http://www.arnaldomartinez.net/docencia_universitaria/ausubel02.pdf Consultado (10/01/2017)

https://definicion.de/docente/ Consultado (10/01/2017)

https://www.espaciologopedico.com/recursos/glosariodet.php?Id=431 Consultado (10/01/2017)

Universidad Nacional Experimental. Saber Docente

NOTAS PIE DE PÁGINA

[1] Perspectiva que enfatiza los contextos sociales del aprendizaje y afirma que los conocimientos se crean y construyen mutuamente. Santrock (p. 315)

[2] ttps://www.espaciologopedico.com/recursos/glosariodet.php?Id=431 Consultado (10/01/2017)

[3] https://definicion.de/docente/ Consultado (10/01/2017)   Universidad Nacional Experimental. Saber Docente

[4] Ibíd. 

[5]  Cuando  los contenidos, son relacionados de modo no arbitrario y sustancial (no al pie de la letra) con lo que el alumno ya sabe. Por relación sustancial y no arbitraria se debe entender que las ideas se relacionan con algún aspecto existente específicamente relevante de la estructura cognoscitiva del alumno, como una imagen, un símbolo ya significativo, un concepto o una proposición .Esto quiere decir que en el proceso educativo, es importante considerar lo que el individuo ya sabe de tal manera que establezca una relación con aquello que debe aprender. Este proceso tiene lugar si el educando tiene en su estructura cognitiva conceptos, estos son: ideas, proposiciones, estables y definidos, con los cuales la nueva información puede interactuar. [6] http://www.arnaldomartinez.net/docencia_universitaria/ausubel02.pdf Consultado (10/01/2017)

[7]  Gross 1994

[8]  (Del griego άνθρωπος anthropos, 'hombre (humano)', y λογος, logos, 'conocimiento'), es la ciencia social que estudia al ser humano de forma holística. Combinando en una sola disciplina los enfoques de las ciencias naturales, sociales y humanas, la antropología es, sobre todo, una ciencia integradora que estudia al hombre en el marco de la sociedad y cultura a las que pertenece; y, al mismo tiempo, como producto de éstas. Se la puede definir como la ciencia que se ocupa de estudiar el origen y desarrollo de toda la gama de la variabilidad humana y los modos de comportamiento sociales a través del tiempo y el espacio, es decir, del proceso biosocial de la existencia de la raza humana. https://lapalestra.jimdo.com/glosario/ Consultado (10/01/2017)

[9]  la educación actual se promueve a aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a ser. Pero la ternura es definida en su libro como un fenómeno psíquico presente en todas las personas, siendo expresada con más facilidad por unas que por otras y eso depende de la personalidad y la educación recibida.