EDUCÁNDONOS PARA LA SEXUALIDAD

EDUCATING FOR SEXUALITY

liliana andrea calderón garzón

sciencespijournal@gmail.com

artículo



Recibido: 30/11/2018

Aprobado: 12/12/2018



RESUMEN: Es innegable que la cuestión en sí, encierra más abecés de los que se han planteado, suponiendo poner en convencimiento la jerga social, sobre lo que precede la sexualidad. 

Advirtiendo desde el maestro universitario, hasta el lenguaje más urbano, en el cual nos constituyen todos aquellos juicios y estereotipos, que han trascendido en perspectivas, con ingredientes muy inespecíficos y cuyas conclusiones, exponen que aún nos hallamos  remotamente lejos de una salud sexual. 

PALABRAS CLAVES: educación, universitaria, disparidad, docente, sexualidad, salud sexual, vinculo, violencia, ITS, sexo saludable. 

ABSTRACT: It is undeniable that the question in itself, contains more abc than they have been raised, which supposes a conviction in social jargon, about what precedes sexuality. Advancing from the university teacher, there is the most urban language, in which we find ourselves up to the judgments and stereotypes, which have transcended in perspectives, with very nonspecific ingredients and conclusions, expose that we have been remotely far away of a sexual health.

KEYWORDS: education, university, disparagement, teacher, sexuality, sexual health, bond, violence, sexually transmitted disease, healthy sex, HIV, pregnancy, birth control.

Aún se tiene la preconcepción de que la sexualidad, esta intrínsecamente ligada a la política que legisla una nación, en especial; por los juicios y prejuicios, de quien lo gobierna.

Mientras en unos países de América Latina, han pasado de impulsar programas que prevengan el VIH-SIDA, en los mismos; luego del cambio de gobierno, se ha retrocedido y retorcido el tema; prohibiéndose hablar de sexualidad, aún peor de educación sexual.

¿Por qué es vital la educación?

Según Unesco[1] es la capacidad de una persona para leer y escribir, comprendiéndolo, un enunciado sencillo y conciso sobre hechos relacionados con su vida cotidiana. Desde entonces, la noción de alfabetización ha evolucionado y hoy en día abarca distintos ámbitos de competencias.

Entonces, si educación es leer, escribir y comprender, hechos relacionados con su vida cotidiana.

¿La  sexualidad no forma parte de esa cotidianidad?

Reconociendo la tasa que representa no solamente en indicadores, violencia en diferentes dimensiones, abuso sexual infantil[2], las infecciones de transmisión sexual[3], embarazos no deseados, embarazos en edades tempranas[4].

Adentrándonos un poco en esos elementos. Nos encontramos con que el abuso sexual infantil está dentro de la categoría de maltrato infantil[5] y violencia sexual[6].

Pero eso ¿qué significa y qué relación tiene hoy?

Por un lado…

El maltrato infantil causa alteraciones en la salud mental y física que perduran toda la vida[7].

Por el otro…

Los abusos sexuales hacia niñas, niños y adolescentes pueden ocurrir en distintos contextos; los agresores pueden ser personas de su entorno familiar con quienes conviven, incluidos padres biológicos, tíos, abuelos; pueden ser allegados, o adultos a cargo de su cuidado; maestros, instructores o bien pueden ser extraños y desconocidos. UNICEF (2018, p. 13)

Llevando este tema al terreno de lo privado, para invisibilizar más la situación, haciendo sentir culpable de la realidad  a la víctima por lo sucedido.

En otra posición, según informe de la OPS[8], en el 2018, América Latina y el Caribe, tiene la segunda tasa más alta de embarazo adolescente en el mundo.

Mientras que en otros países, la tasa de natalidad ha bajado considerablemente como  Corea del Sur[9]


Pero visualicemos la situación en nuestra región, sin desconocer lo opuesto y sus consecuencias a largo plazo, que también es altamente importante.

Fuente: UNESCO (2010) Orientaciones técnicas internacionales sobre la educación de la sexualidad.

¿Qué hay por encima? Esa es la premisa fundamental. Con el tema de la educación y sexualidad.

Nos encontramos,  con jóvenes que enuncian literalmente, planear un embarazo con su pareja, una que recién conoce;  pero sin ningún tipo de estabilidad, haciendo pensar, que los responsables de sus cuidados económicos, son sus padres o abuelos en algunos casos.  Delegando el verdadero trabajo, que implica tener un bebé.

Por el otro, frente al proceder y la verdadera responsabilidad de la vida cotidiana, muchos postergan el tema de la natalidad.

Considerando ahora, ese  gran porcentaje, que sigue ensombrecido por el peso de haber sido víctima de una violencia sexual, unos(as) desde la infancia otros(as) en otras etapas.

En este momento no hay una condición de disponer, en procesos de balance una correspondencia eficaz, con la temática abordada.

Adentrándonos un poco, los caracteres no pueden ser simplificados.

En una investigación que realice a docentes universitarios, donde se evaluaba conocimientos y actitudes sobre el Sexualidad y VIH

En este caso, vamos a enfocarnos en 2 preguntas sobre conocimientos en VIH; para no ahondar tanto, es más a modo de información.

  • Se puede llegar a infectar una persona con una sola relación sexual: el 50% cree que sí, el 40% no está segura, y el 10% cree que no.
  • Utilizar un doble preservativo para obtener mayor seguridad en las relaciones sexuales es un medio de prevención eficaz: el 25% concibe que sí. El 40% no sabe o no está seguro frente al tema. El 35 % cree que no.

Entonces, estamos hablando de docentes universitarios, expertos en ciertas temáticas relacionadas con las ciencias sociales y humanas.

Dentro del sistema de información, algunos además tienen dificultades para ver la diferencia entre sexo seguro y sexo protegido.

Donde aún existen, problemas de información, desinformación y no entrare, en el tema de las actitudes frente a la sexualidad y VIH.

Sin contar con cuestiones, para establecer principios entre  la fidelidad y la lealtad con su pareja.

Pues  en definitiva, literalmente en  términos es perceptiblemente disímil, a lo cual se le adjudica, que se puede ser completamente leal; pero infiel.

Y sin un estatus de VIH, entre las parejas, la inminente verdad sale a la luz, frente a distintos tipos ITS o VIH. 

Haciendo impalpable y vulnerable a una de las partes, sin referir, con que a veces hay  más índices;  como los diferentes tipos de violencia entre las parejas.

La trama consiste principalmente, en que mientras para UNESCO

En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se define un ambicioso conjunto de metas y objetivos mundiales en materia de salud. El objetivo 3 («Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades»), incluido el énfasis en las áreas relacionadas con la salud.

Sin un conocimiento de lo implica la sexualidad, nos encontraremos entre tropiezos, dispuestos a asumir situaciones con total ineptitud.

Considerando que en una era tan globalizada, y con tanta información pertinente y relevante sobre el tema; aun preferimos, elevar nuestra atención sobre elecciones informales que llevan a más criterios desinformados y sin sentido.

Concebir que la sexualidad, está determinada a elementos enteramente fisiológicos es tan ridículo y peligroso, pero encabeza parte de los debates hoy, para poder hablar de educación sexual. 

Es como la vida anímica, todos forman parte (sector privado, publico, religioso, y etcétera);  y por lo tanto, todos quieren intervenir o interferir, para que no haya un referente real de lo que se requiere. 

Es claro, que no  es exclusivamente responsabilidad de la escuela, pero si es pertinente una inclusión curricular.

Desde  la misma concepción responsable, se debe circunscribir en todos los espacios… 

Aprender  y adoptar comportamientos sociales favorables que contribuyen a la prevención de la violencia en la escuela y la comunidad. (p. 67) UNICEF


Dentro de las viables derivaciones reales, que contribuirían serían los siguientes: 

Fuente: UNICEF (Ibíd.)  

Preferimos dar por sentado, no entender nada sobre el tema y seguir permeando, condiciones que infaliblemente pueden advertirse.

En el pasado, presente y esperemos que no en el futuro, es irrefutable la imperiosa necesidad de buscar esquemas, que lleven a una educación sexual integral.

Es  una indiscutible responsabilidad, que debe tener lugar en cualquier instancia. 

Si bien es cierto, nuestros gobiernos definen nuestros esquemas de educación; y si la deficiencia, radica dentro de la misma.

No  es una justificante en principio, para asumir la posición, donde solo se aprende sobre ese cambio. 

Me gustaría insistir en la relación, que implica la educación y la sexualidad. 

Retomando a Unesco (p.8)

Una educación de calidad no solo debe implicar dotar a los jóvenes con una sólida formación académica y las habilidades pertinentes para asegurar el futuro del empleo y la seguridad económica, también deberá proporcionarles los conocimientos y habilidades para vivir expresando el máximo de su potencial personal, así como el logro de su bienestar físico, psicológico y emocional. En este sentido, una educación de calidad debe incluir la educación sexual integral como componente básico o esencial.  Una educación sexual inexistente o deficiente, no solo no responde a las necesidades y derechos de niños y jóvenes sino que los expone a serios riesgos para su salud y su vida.

En esta estructura no es arbitrario, pensar que para… Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades. 

Es completamente indiscutible, que se requiere de una educación integral; no solamente direccionada en una formación académica.

Para la OMS, la sexualidad[10]

Es un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales”  Y justamente, eso es lo que se debe desarrollar dentro de las temáticas sobre sexualidad.

Entonces, estamos en principio no simplemente, con la suma de variantes que van caminando juntas, desde antes del nacimiento, sino en todo el desarrollo humano.

Hablar de sexualidad hoy, no se coproduce dentro de una enfermedad, como suele ser percibido.

Se identifica claramente, dentro de nuestros esquemas de vida, en todos los tiempos y contextos.

Donde en principio, por un lado, para dialogar sobre sexualidad, no es un agrupamiento al azar de información que implica exclusivamente acerca de sexo[11], que también está literalmente mal interpretado.

Se  refiere al conjunto de características biológicas que definen al espectro de los seres humanos como hembras y machos. El significado común del término "sexo" en el lenguaje coloquial comprende su uso como actividad (por ej., tener ‘sexo’) y como un conjunto de comportamientos (por ej., roles sexuales).


Empero, en aras de la precisión conceptual, se acordó que en el marco de las discusiones y los documentos de índole técnica, se limitaría el uso del término "sexo" al plano biológico.

Estamos hablando de un cuidado y respeto por algo muy valioso e indispensable, nuestro cuerpo. 

Nos permite entender, leer y analizar, las intenciones, acciones y demás… Aquellas que partan desde un hecho de violencia hasta un acoso, abuso sexual; imposibilitando a esos seres cercanos o lejanos, que buscan un bien personal completamente encubierto. 

Si un padre, madre,  un sacerdote o un maestro, x o y, son parte de la cadena, poder saber a quién acudir en caso de…,  es lo más relevante; pues al tener el conocimiento, es relativamente consciente de sus derechos así se le intimide, se le deseche u otro. 

De ahí la importancia, del ¿Por qué todos hablan del tema, para que a la final, no se llegue a ningún consenso y por lo tanto, no haya una vía?

Pero  además de todo, esto está dentro de la misma proximidad; incluye un verdadero conocimiento acerca de los comportamientos sexuales, de lo que implica su definición, como  las dinámicas sobre las relaciones de pareja, sociales, familiares,  erotismo, identidad, vínculo y educación, sexo saludable[12], entre otras.

A parte de una gama de elementos conceptuales, como: rasgos de personalidad,  comportamientos y actitudes, concepto de yo, percepción, influencia en grupo, prejuicios, agresión, amor a los otros, apego, equidad, amor a sí mismo.

Para poder  así profundizar en el tema de salud sexual, que es definido por  la OMS[13]

La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Cómo vemos manifestar acerca de la salud sexual, es más intrincado de lo que parece. 

Y la  sexualidad,  con mucha atención, tiene una gran preponderancia con el sentimiento de valía que se tiene hacia sí mismo y, eso no es más que autoestima.

En aquel momento, estamos hablando de un equilibrio, físico, mental y social en relación con la sexualidad.

Entonces, podemos reconocer que no lo está implícitamente, sino que cómo ya se ha insistido;  también hay una afectación con la salud mental, generando una gran sintomatología en otras direcciones.

Con una adecuada educación sexual, comprenderíamos que la violencia, por sí misma no tiene ninguna procedencia ni se debe ser coparticipe de ningún tipo.

Que quien la ejecuta, son personas completamente inhabilitadas, lo cual no es  ni remotamente un justificante.

Como  cualquier otra característica, debería haber una correlación entre los deberes y derechos entre las partes.

Eso es  necesario, para ampliar nuestros conceptos sobre la dinámica que encierra la violencia, en todas sus direcciones.

Puesto que nos pone en relieve, elementalmente que la asumimos como una conducta que no tiene mayor preponderancia, ya que nuestros medios la manipulan.

Al no tener relevancia, debido a la inequidad de género, u otras;  forma un encubrimiento de cualquier rastro de una época supuestamente moderna o en realidad “posmoderna”, pero, es mucho peor que una neandertal.

Al justificar los estereotipos, permitimos y permeamos cualquier acción, mostrando que en una cultura dominante, la victima termina siendo el victimario.

Al parecer hay que insistir en un fortalecimiento de las verdaderas nociones, que implican hablar del tema; y a su vez, no se puede desligar del desarrollo del ser humano.

Aunque un ser humano tullido, es más moldeable socialmente.

Si bien es indiscutible; uno, es lo que se puede concebir con  las políticas de estado, pero no debemos ir encaminadas a ellas, ni razonar que es nuestro deber ser, estar en ese servilismo.

A causa de  que nuestro deber ser, si  debe ir encaminado hacia una salud sexual, a leer, escribir y entender que está implicada en todo el desarrollo del ser humano.

 

De  su  comprensión, en deberes y derechos, percibiremos los mecanismos de protección frente a ella, y como disminuye la brecha con la salud mental.

Para la OMS[14] la sexualidad

"Un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales”

De ahí que << La sexualidad, es cuando el significante, pasa a transformarse en significado; en medio de espacios y tiempos, continuos y discontinuos, con uno y el universo. >>[15]

Es por eso, que la reflexión de este artículo, va encaminado  al fortalecimiento de nuestro compromiso, con las nociones en las temáticas de educación para la sexualidad, y una vez concibamos  las mismas.


Reconoceremos no únicamente nuestro verdadero rol dentro de la sociedad, con  los otros y nosotros,  sino que seremos participes activos de la misma.

A la final, el acceso a la información es abierto, en la gran mayoría de países. 

Sin olvidar que hay una ineludible certeza, y es que cada uno es responsable por sí mismo y su relación con los otros.

bibliografía

Calderón L. (2018)  Cuando una mano no basta. Segunda Edición

Feldman R. (2010) Psicología con aplicaciones en países de habla hispana. Mc Graw Hill. Octava  Edición.

Kassin S., Fein S., Markus H (2010) Psicología social. Cencage Learning. Septima edición. 

Madueño C. (2011) El ABC del Sexólogo. LA Libsa

Mayer D. (2005)   Psicología social. Mc Graw Hill. 8 Edición 

Santrock J. (2004) Psicología de la educación. Mc Graw Hill.

OMS (2016) Comprender y abordar la violencia contra las mujeres

Organización Mundial de la Salud. OMS (2006). Defining sexual health Report of a technical consultation on sexual health 28–31 January 2002. Ginebra

OMS. Estrategia mundial del sector de la salud contra las infecciones de transmisión sexual, 2016-2021. WHO/RHR/16.09

OMS (2006). Defining sexual health Report of a technical consultation on sexual health 28–31 January 2002. Ginebra

OPS (2016) INSPIRE. Siete estrategias para poner fin a la violencia contra los niños y las niñas

OPS - OMS.  Recomendaciones para la acción.  Actas de una Reunión de Consulta convocada por: Organización Panamericana de la Salud (OPS). Organización Mundial de la Salud (OMS). En colaboración con la Asociación Mundial de Sexología (WAS). Celebrada en: Antigua Guatemala, Guatemala 19 al 22 de mayo de 2000

Tesis Maestría  en educación.  Dirigido a docentes de Licenciatura en Psicología. Calderón L. 

UNESCO Educación Integral de la Sexualidad: Conceptos, Enfoques y Competencias. Publicado en 2014. (Chile)

UNICEF (2018) Abusos sexuales y embarazo forzado en la niñez y adolescencia. Lineamientos para su abordaje interinstitucional. Plan nacional de prevención del embarazo no intencional en la adolescencia

UNICEF (2017) Revisión sistemática de protocolos nacionales para la atención a sobrevivientes de violencia en la niñez en los países de América Latina y el Caribe: Sumario de políticas de OPS/UNICEF

UNICEF (2016) Abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes. Una guía para tomar acciones y proteger sus derechos

UNICEF (2015) Abuso sexual infantil. Cuestiones relevantes para su tratamiento en la justicia

https://rhtwrg7qp0bubaz.jimdo.com/. Consultado (25/11/2018)

https://www.eleconomista.es/internacional/noticias/9272121/07/18/Corea-del-Sur-el-primer-pais-en-peligro-de-extincion.html. Consultado (25/11/2018)

http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/ED/pdf/gmr2011-glossary-es.pdf (Consultado 25/12/2018)

https://www.who.int/topics/sexual_health/es/ Consultado (25/11/2018)

https://www.who.int/topics/sexually_transmitted_infections/es/ Consultado (25/11/2018)

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/adolescent-pregnancy. Consultado (25/11/2018)

https://www.paho.org/col/index.php?option=com_content&view=article&id=2906:america-latina-y-el-caribe-tienen-la-segunda-tasa-mas-alta-de-embarazo-adolescente-en-el-mundo&Itemid=551. Consultado (25/11/2018)

notas pie de página

[1].  Definición desde 1958 [2]. http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/ED/pdf/gmr2011-glossary-es.pdf (Consultado 25/11/2018)

[2]  Una de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 hombres declaran haber sufrido abusos sexuales en la infancia. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/child-maltreatment (Consultado 25/11/2018)

[3].  OMS. Las ITS son causadas por más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes, y se propagan predominantemente por contacto sexual. Entre los más de 30 agentes patógenos que se sabe se transmiten por contacto sexual, ocho se han vinculado a la máxima incidencia de enfermedades. De esas ocho infecciones, cuatro son actualmente curables, a saber, sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis. Las otras cuatro, hepatitis B, herpes, VIH y VPH, son infecciones virales incurables que, no obstante, se pueden mitigar o atenuar con tratamiento.  Muchas ITS, especialmente clamidiasis, gonorrea, hepatitis B, VIH, VPH, HSV2 y sífilis, se pueden transmitir también de la madre al niño durante el embarazo y el parto. https://www.who.int/topics/sexually_transmitted_infections/es/ Consultado (25/11/2018)

[4].  Datos y cifras: Unos 16 millones de muchachas de 15 a19 años y aproximadamente 1 millón de niñas menores de 15 años dan a luz cada año, la mayoría en países de ingresos bajos y medianos. Las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre las muchachas de 15 a19 años en todo el mundo Cada año, unos 3 millones de muchachas de 15 a 19 años se someten a abortos peligrosos.

Los bebés de madres adolescentes se enfrentan a un riesgo considerablemente superior de morir que los nacidos de mujeres de 20 a 24 años. OMS. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/adolescent-pregnancy. Consultado (25/11/2018)

[5].  El maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil. Ibid. 

[6].  La violencia sexual incluye el contacto sexual no consensuado realizado o intentado; actos no consensuados de naturaleza sexual que no incluyen contacto (como voyeurismo o acoso sexual); actos de trata sexual cometidos contra alguien que no puede dar su consentimiento o negarse a estos actos; y explotación por internet. INSPIRE Seven Strategies for Ending Violence Against Children.  World Health Organization 2016

[7].   UNICEF 2018

[8].   https://www.paho.org/col/index.php?option=com_content&view=article&id=2906:america-latina-y-el-caribe-tienen-la-segunda-tasa-mas-alta-de-embarazo-adolescente-en-el-mundo&Itemid=551. Consultado (25/11/2018)

[9].  Corea del Sur, el país con la tasa de natalidad más baja del mundo. https://www.eleconomista.es/internacional/noticias/9272121/07/18/Corea-del-Sur-el-primer-pais-en-peligro-de-extincion.html. Consultado (25/11/2018)

[10]  Organización Mundial de la Salud. OMS (2006). Defining sexual health Report of a technical consultation on sexual health 28–31 January 2002. Ginebra

[11].  Organización Panamericana de la Salud - Organización Mundial de la Salud. Promoción de la salud sexual.  Recomendaciones para la acción.  Actas de una Reunión de Consulta convocada por: Organización Panamericana de la Salud (OPS). Organización Mundial de la Salud (OMS). En colaboración con la Asociación Mundial de Sexología (WAS). Celebrada en: Antigua Guatemala, Guatemala 19 al 22 de mayo de 2000 (p. 7)

[12).  (p. 12) OMS. Promoción de la salud sexual.  Recomendaciones para la acción.  Actas de una Reunión de Consulta convocada por: Organización Panamericana de la Salud (OPS). Organización Mundial de la Salud (OMS). En colaboración con la Asociación Mundial de Sexología (WAS). Celebrada en: Antigua Guatemala, Guatemala 19 al 22 de mayo de 2000

[13].  https://www.who.int/topics/sexual_health/es/ Consultado (25/11/2018)

[14].  Organización Mundial de la Salud. OMS (2006). Defining sexual health Report of a technical consultation on sexual health 28–31 January 2002. Ginebra

[15].  Calderón L. Cuando una mano no basta.